image

Reforma de las Naciones Unidas en el ámbito de la cooperación al desarrollo

El proceso de reforma impulsado a partir del 1997 por el entonces Secretario General, el Sr. Kofi Annan, con el objetivo de fortalecer al multilateralismo y a la ONU, planteaba por un lado, mejorar el desempeño y la eficacia de la Secretaría General y de otras instancias centrales de la ONU, y por otro lado, mejorar la eficacia y coherencia del trabajo operacional del SNU en el terreno.

A fin de promover el proceso de reforma de la ONU en el ámbito de su cooperación para el desarrollo a nivel de los países, se estableció en 1997 el Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo (UNDG) como mecanismo interagencial para la coordinación de las actividades operacionales de las Naciones Unidas. Conformado por 32 organismos de las Naciones Unidas que trabajan en pro del desarrollo, el UNDG apoya la coordinación, la armonización y el alineamiento de las actividades de desarrollo de las Naciones Unidas a fin de brindar un apoyo más coherente, eficaz y eficiente a los países que buscan alcanzar los objetivos de desarrollo acordados a nivel internacional, incluidos los ODM.

Con este fin, el UNDG respalda los esfuerzos de los Coordinadores Residentes que, como representantes designados del Secretario General de las Naciones Unidas, encabezan los Equipos de Países de las Naciones Unidas1 en más de 130 países, promoviendo y facilitando la armonización y coordinación de las actividades operacionales de las Naciones Unidas realizadas a nivel nacional.

Asimismo, en respuesta a la decisión de los Estados Miembros de impulsar aún más la reforma operacional de las Naciones Unidas, se creó en 2005 un Panel de Alto Nivel encargado de brindar recomendaciones para reforzar el trabajo de las Naciones Unidas en pro del desarrollo. En base al Informe “Unidos en la Acción” (Delivering as One) presentado en Noviembre 2006, el Secretario General lanzó en 2007, experiencias piloto “One UN” encaminadas a incitar los Equipos de Países de las Naciones Unidas a experimentar nuevas maneras de proporcionar una asistencia más eficiente y coordinada a las necesidades de desarrollo de los países.

Esta iniciativa “One UN” desarrollada en 8 países2 se sustenta sobre cuatro pilares básicos: “Un Programa”, que consiste en la priorización y planeamiento conjunto de objetivos de desarrollo, con un marco de acción para todos; “Un liderazgo”, a través de la función de Coordinador Residente; “Un Marco Presupuestario”, en el cual se optimicen los recursos ya disponibles y los que serán movilizados; “Una Oficina”, entendida como un conjunto de prácticas compartidas que permiten mejorar la eficiencia en la gestión de los recursos, a través de la reducción de los costos de los insumos y/o la contratación de servicios comunes.

Para conocer más sobre la reforma de las Naciones Unidas:

 


  1. Los Equipos de Países o UNCT en inglés (United Nations Country Team) están conformados por los representantes de las agencias, fondos y programas de las Naciones Unidas presentes en el país.
  2. Ocho países se ofrecieron para experimentar la iniciativa “One UN”: Albania, Cabo Verde, Mozambique, Pakistán, Ruanda, Tanzania, Uruguay y Vietnam.