image

¿Qué hace la ONU?

La labor de las Naciones Unidas llega a todos los rincones del mundo. Aunque es más conocida por el mantenimiento de la paz, la consolidación de la paz, la prevención de conflictos y la asistencia humanitaria, hay muchas otras maneras en que las Naciones Unidas y su sistema, afectan a nuestras vidas y hacer del mundo un lugar mejor.

La Organización trabaja en una amplia gama de temas fundamentales, desde el desarrollo sostenible, medio ambiente y la protección de los refugiados, socorro en casos de desastre, la lucha contra el terrorismo, el desarme y la no proliferación, hasta la promoción de la democracia, los derechos humanos, la igualdad entre los géneros y el adelanto de la mujer, la gobernanza, el desarrollo económico y social y la salud internacional, la remoción de minas terrestres, la expansión de la producción de alimentos, entre otros, con el fin de alcanzar sus objetivos y coordinar los esfuerzos para un mundo más seguro para las generaciones presentes y futuras.

Por esta labor y los grandes logros de la Organización y sus agencias especializadas, así como diversos personajes relacionados con la ONU, se les ha reconocido con el Premio Nobel de la Paz.

Las Naciones Unidas:

Mantienen la paz: Cuando un conflicto amenaza la seguridad internacional, las Naciones Unidas sirven de foro para las negociaciones o envían personal encargado de mantener la paz para estabilizar las situaciones de crisis. Hasta 2005, las Naciones Unidas han enviado a diversos lugares 60 fuerzas de mantenimiento de la paz y misiones de observación con las cuales han logrado restablecer la paz y reducir el número de víctimas civiles de la guerra.

Ayudan en casos de emergencia: Organizan el socorro humanitario y el suministro de alimentos a millones de refugiados y víctimas de hambrunas y desastres naturales.

Luchan contra la pobreza: Ayudan a los pobres a ayudarse a sí mismos mediante proyectos de desarrollo.

Protegen el medio ambiente: Reúnen a los gobiernos para que colaboren en aspectos tales como el cambio climático, la contaminación del aire y el agua, el agotamiento de los recursos naturales y muchos otros problemas ambientales.

Defienden los derechos humanos: Establecen normas internacionales relativas a los derechos de las minorías, las mujeres y los niños, vigilan para evitar las infracciones de los derechos y procuran que la comunidad internacional presione a los gobiernos para que respeten más los derechos humanos.

Mejoran la salud y la educación: Ayudan a los países más pobres a crear más y mejores escuelas y servicios de salud y procuran evitar la propagación de enfermedades de alcance mundial como el SIDA.

Fomentan la democracia: Ayudan a los países a celebrar elecciones libres y limpias. Han prestado asistencia electoral a 91 países y vigilado el resultado de las elecciones, muchas veces en momentos decisivos de la historia de los países, como en el Afganistán, el Iraq y Burundi.

Establecen normas: Ayudan a los países a establecer y coordinar las normas para promover la seguridad del transporte aéreo, proteger los derechos de autor y las patentes, determinar la posición de los satélites y las frecuencias de radio y reglamentar el correo a escala internacional.

Evitan la proliferación de las armas nucleares: A través del Organismo Internacional de Energía Atómica, han ayudado a reducir la amenaza de la guerra nuclear, inspeccionando reactores nucleares en más de 140 países para cerciorarse de que el material nuclear no se utilice con fines militares.

Promueven los derechos de la mujer: Uno de los objetivos a largo plazo de las Naciones Unidas es mejorar las condiciones de vida de la mujer y preparar para que tengan un mayor control de su vida. Las Naciones Unidas organizaron la primera Conferencia Mundial sobre la Mujer (Ciudad de México, 1975); en esa y en otras conferencias mundiales se han determinado las medidas necesarias para promover los derechos de la mujer.

Luchan contra el terrorismo: Han establecido las estructuras jurídicas necesarias para combatir el terrorismo internacional. Los convenios mundiales concertados con los auspicios de las Naciones Unidas comprenden tratados contra la toma de rehenes, la piratería aérea, los atentados terroristas con bombas y la financiación del terrorismo.