Áreas de colaboración y contribuciones destacables (OPS/OMS)

Con la inauguración en 1965 de una representación de la OPS/OMS en La Habana se abrió una etapa de colaboración ininterrumpida entre el Gobierno de Cuba y la Organización donde en los primeros años la asistencia se concentró en programas priorizados por el país como fueron, por ejemplo, la erradicación del Aëdes Aegypti entre 1953 y 1977, y el Programa Nacional de Abastecimiento de Agua entre 1969 y 1978, para orientarse a partir de los años 80 en el apoyo a ejes interprogramáticos y respaldar los esfuerzos del Gobierno hacía el desarrollo de la salud pública, eso mediante 2 enfoques principales: consolidación del sistema nacional de salud y fortalecimiento de la atención primaria en salud mediante el apoyo a la Gestión de la Salud Pública a Nivel Local.

Fortalecimiento de la infraestructura institucional

Desde el principio de la colaboración entre la OPS/OMS y Cuba y hasta la actualidad, el fortalecimiento de la estructura institucional del MINSAP y del Sistema Nacional de Salud ha sido un eje vector de colaboración. La Organización hizo hincapié en la capacitación de profesionales de salud, por ejemplo, mediante el “programa de desarrollo de los recursos humanos para la salud” (entre 1969 y 1978), el programa de “perfeccionamiento de profesionales en el campo de la ingeniería sanitaria” (entre 1966 y 1974) y más recientemente (bienio 2008-2009) en el apoyo al Campus Virtual de la Salud Pública en colaboración con Infomed o el apoyo al desarrollo del programa de Líderes en Salud Internacional. También ha contribuido al desarrollo del sistema nacional de salud apoyando la introducción de nuevas tecnologías en salud, el fortalecimiento de centros de investigación científico-técnicos modernos caracterizados por la incorporación y el desarrollo de alta tecnología médica (participó en el desarrollo del Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología entre 1969 y 1978), y el refuerzo de las funciones de análisis de la situación de salud. En ese último aspecto, su aporte se dirigió al fomento del desarrollo de proyectos de evaluación sobre economía y financiamiento de los servicios de salud y participó en la realización de estudios sectoriales de agua y saneamiento del sector salud y de residuos sólidos (en 1997), cuyas conclusiones sirvieron de base para la formulación de las estrategias y programas del sistema nacional de salud para el período 1995-2000 y del Plan Maestro de Inversiones en Ambiente y Salud.

Asimismo, la reorientación de la colaboración a mediados de la década de los años 90 y la consecutiva concentración en dos ejes programáticos -uno encaminado a fortalecer las instancias rectoras de la salud a nivel normativo, y el otro orientado a elevar las capacidades territoriales–, formalizaron la identificación del “fortalecimiento institucional” como sector prioritario para la cooperación técnica de la OPS/OMS. Esta se concretó a partir de los años 1996/97 en un proyecto dirigido al “fortalecimiento de la rectoría y conducción del Sistema Nacional de Salud”, que permitió el mejoramiento de la calidad en los modelos organizativos para la atención médica; el perfeccionamiento de la farmacología mediante la creación de una red de calidad en el área de medicamentos; la conformación de la Red de Legislación en Salud y el levantamiento de las bases de datos sobre legislación en el país; el fortalecimiento de la vigilancia y el análisis de la situación de salud y salud pública veterinaria; el fortalecimiento de la calidad de programas de carácter nacional que se consideraron como prioritarios y con impacto en la atención primaria de salud, entre ellos la salud mental, la atención al adulto mayor, la salud materno infantil, la salud oral, la atención a los desastres, etc.

Fortalecimiento de la atención primaria en salud y cooperación descentralizada para la gestión de la salud pública a nivel local.

Desde finales de los años ochenta la colaboración ha ido priorizando el mejoramiento de los servicios de salud mediante un primer programa de asistencia médica orientado hacia la consolidación del proceso de institucionalización del modelo de atención médica primaria del médico de familia. La OPS/OMS brindó apoyo a la capacitación del personal para la elaboración, evaluación y aplicación de instrumentos programáticos en este modelo. Asimismo, apoyó el desarrollo de los sistemas locales de salud (SILOS) proporcionando cooperación técnica en el desarrollo de investigaciones operativas para el estudio de modelos organizativos para la gestión de salud a nivel local y prestando especial atención al desarrollo del personal en dirección a los SILOS.

En la década de los años noventa el proceso de descentralización de la cooperación —encaminado a reforzar la gestión de la salud pública a nivel local y fortalecer la atención primaria de salud— hizo que nuestra colaboración priorizara el “Proyecto de Desarrollo Municipal”. Este se desarrolló entre 1996 y 2005, hasta cubrir 64 municipios en varias provincias del país. Surgió en respuesta a la prioridad nacional de profundizar el proceso de descentralización y a la nueva estrategia del MINSAP, que puso énfasis en la intersectorialidad y la participación social en la gestión de salud. Entre sus principales resultados estuvieron la constitución de una plataforma para el diseño de la estrategia municipal para el desarrollo de la salud y la calidad de vida, que contribuyó al perfeccionamiento de la capacidad gerencial integral del municipio; el desarrollo de proyectos dirigidos a temas priorizados o a grupos vulnerables y consensuados con la participación de sectores y la comunidad, conducidos por las direcciones municipales de salud. Se destacó también la extensión de los Proyectos de Municipios Productivos (fortalecimiento de la vigilancia y seguridad alimentaria y nutricional) que apoyaron el fortalecimiento del sistema de vigilancia sobre la Influenza Aviar1.
En esta misma línea, y con el objetivo de perfeccionar la atención primaria en salud, la OPS/OMS continuó después de 2006 a dirigir sus acciones hacia el fortalecimiento de la gestión de las Direcciones Provinciales y Municipales de Salud (perfeccionamiento de los recursos humanos, incluido mediante el apoyo a los Centros Provinciales de la Escuela Nacional de Salud Pública y los Departamentos de Salud de las Facultades de Ciencias Médicas para garantizar el proceso de formación de los recursos humanos)2.

__________________________________________________________________________________________________

  1. Informe de evaluación de la cooperación técnica OPS/OMS, Cuba 2004/5
  2. Informe de la cooperación técnica en Cuba, OPS/OMS 2006/7.