Infome: Estado mundial de la infancia 2019

21.10.2019

Aunque Cuba está lejos de los indicadores descritos en el estado mundial de la infancia, conviene analizar los resultados contenidos en el informe, que constituye una fotografía con alarmas preocupantes...

 

Aunque Cuba está lejos de los indicadores descritos en el estado mundial de la infancia, conviene analizar los resultados contenidos en el informe, que constituye una fotografía con alarmas preocupantes...

En muchos países, incluso en un mismo hogar, tres formas de malnutrición –desnutrición, hambre oculta y sobrepeso- se dan al mismo tiempo. Esto significa que un solo país puede tener que enfrentarse al desafío de abordar altas tasas de retraso en el crecimiento, carencias de micronutrientes y obesidad. Del mismo modo, en una familia puede haber una madre con sobrepeso y un niño con retraso en el crecimiento. Estas tendencias reflejan lo que se conoce como la triple carga de la malnutrición, que pone en peligro la supervivencia, el crecimiento y el desarrollo de los niños, las economías y las sociedades.

Es probable que esta carga siga creciendo. Sorprendentemente, ningún país ha avanzado en la disminución de los niveles de sobrepeso y obesidad en los últimos 20 años.

Esto nos obliga a preguntarnos: ¿por qué tantos niños comen tan poco de lo que necesitan y consumen cada vez más lo que no necesitan? Consulte el informe del estado mundial de la infancia aquí