Foto: OPS/OMS

Una mejor forma de ver la vida

Mavis de la Colina/Estudiante de Comunicación / 
16.02.2015

Dos libros que contaron con el apoyo de OPS/OMS fueron presentados este lunes durante la Feria del Libro Cuba 2015.

En la mañana del lunes 16 de febrero tuvo lugar en la Asociación Cubana de Naciones Unidas (ACNU) la presentación de los libros: Manual de Buenas Prácticas “Espejuelos para el Género” de un colectivo de autores y Violencia contra las Mujeres, Alerta para el personal de salud de la Dr. Ada Caridad Alfonso. Publicaciones apoyadas por la Organización Panamericana de la Salud (OPS)- Organización Mundial de la Salud (OMS). Importante fue la presencia de los autores de los libros, una representación de agencias del Sistema de Naciones Unidas en Cuba, personas del sistema de salud de diferentes niveles, así como estudiantes de salud y de la Universidad de La Habana.

La presentación del primer libro estuvo a cargo de Noralydis Rodríguez, profesora instructora de la Escuela Nacional de Salud Pública (ENSAP) y Tania del Pino, profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, este se muestra como un instrumento de trabajo para aquella persona que quiera trabajar la temática de género desde edades tempranas, e incluye el uso de la educación popular como metodología de enseñanza. Esta metodología iniciada por el profesor brasileño Paulo Freire, proporciona nuevas formas de aprehensión del conocimiento desde una participación real de todas y todos, entendimiento mutuo y respeto. El libro se divide en ocho partes fundamentales donde se incorpora la comunicación social, el teatro, la literatura y la música. Los autores crearon un camino sencillo, pero completo de conocimiento para los más pequeños que quieran hablar sobre género por primera vez.

La década de los noventa ha reportado avances importantes para las mujeres en el mundo. La presión de estas en las últimas cumbres mundiales posibilitó el reconocimiento de los derechos de las mujeres y las niñas como parte inalienable, integrante e indivisible de los derechos humanos y las libertades fundamentales, y que los Estados asumieran compromisos para garantizarlos. Particularmente en Cuba, en esta década se comienza a perfeccionar las estadísticas en función de los asuntos de género y en el año 2000 se crea la red de género y salud colectiva. Violencia contra las Mujeres, Alerta para el personal de salud, se suma a todas estas acciones por la igualdad de género, esta vez desde una mirada diferente. El libro nace de las vivencias de una doctora, que a través de la consulta ha tenido que vivir las experiencias de otras mujeres que han sufrido violencia. Muestra como la sociedad reconoce como violencia de género, la violencia sexual hacia las mujeres, la violencia física y la violencia sexual hacia niños y niñas, dejando fuera otros tipos de violencia, de ahí que sea tan difícil lograr crear estadísticas que muestren el ascenso o disminución de este fenómeno, sin embargo la autora acierta en su libro que: Muchas mujeres que fueron golpeadas durante su niñez reportaron haber sufrido violencia de pareja en la edad adulta en un porcentaje significativamente mayor que las que padecieron violencia en su infancia, y según investigaciones la violencia intrafamiliar contra las mujeres y las niñas, en todas sus gamas son las más comunes, con predominio de la violencia psicológica y de la emocional.

No es de asombro la presentación de dos libros sobre la igualdad de género apoyados por la OPS/OMS, pues esta organización brinda gran importancia a la temática y se plantea como objetivo fundamental el contribuir al logro de la igualdad de género en el estado de la salud y el desarrollo sanitario, mediante la investigación, políticas y programas que presten la debida atención a las diferencias existentes en la salud y a sus factores determinantes, y promover activamente la igualdad entre mujeres y hombres.
Según Roxana González, coordinadora del Centro de Gestión de la Información y el Conocimiento de la Representación de OPS/OMS en Cuba, “La organización está comprometida en impulsar la igualdad de género en su propia fuerza laboral, se ha previsto que las representaciones OPS/OMS, en colaboración con la sede, fortalezcan o creen mecanismos y asignen recursos para promover la integración de las cuestiones de géneros en los sistemas de salud, al trabajar con ministerios de salud y otros sectores como, educación, organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil”.