Foto: Mario Muñoz/Naciones Unidas en Cuba

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es desafiante e integradora

Mario Muñoz/Naciones Unidas en Cuba / 
17.02.2016

Así la calificó el subdirector general de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Pedro Pedroso.

La Habana, 12 de febrero.- El subdirector general de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Pedro Pedroso, consideró “desafiante” y “más integradora” la nueva Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, al compararla con los anteriores Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).
ODS centran participación de Naciones Unidas en Feria del Libro Cuba 2016

Sus palabras tuvieron lugar durante el conversatorio sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que inauguró las actividades organizadas por el Sistema de las Naciones Unidas en Cuba durante la XXV Feria Internacional del Libro Cuba 2016, que se extenderá hasta el 21 de febrero en La Habana.
Con sede en la Asociación Cubanas de las Naciones Unidas (ACNU), en el encuentro también intervino la Coordinadora Residente del Sistema de Naciones Unidas en Cuba, Myrta Kaulard, y la Directora General de la Asociación Cubana de las Naciones Unidas, Soraya Álvarez, anfitriona del encuentro.
También participaron la representante de UNICEF en Cuba, Anna Lucia D’Emilio; el coordinador internacional de programa del Fondo de UNFPA en Cuba, Rafael Cuestas; la Dra. Gisela Alonso, una de los 26 integrantes del Alto Panel de Expertos que conformó Naciones Unidas para la preparación de la Agenda; el Dr. Ismael Clark, presidente de la Academia de Ciencias de Cuba, así como socios de la ACNU, funcionarios de las agencias del SNU en Cuba y representantes de medios de prensa.
Al abrir el encuentro, la Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Cuba se refirió a avances logrados por los ODM como la disminución de la pobreza, pero reconoció que por otro lado han aumentado las disparidades. Advirtió que los ODM “no desaparecieron”, de ahí que han sido integrados a los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible.
Kaulard destacó que la nueva Agenda 2030 fue el resultado de un amplio proceso participativo que duró dos años, incluyendo consultas intergubernamentales, con la sociedad civil y el sector privado.
Recordó que Cuba tuvo un papel muy activo en la formulación de la Agenda y ahora también es parte de la Comisión que elabora los indicadores que serán utilizados por los países para medir el cumplimiento de los ODS.
Significó que esta es una Agenda universal para todos los países, que los 17 Objetivos son inseparables, que integran los tres elementos interconectados del desarrollo sostenible: crecimiento económico, inclusión social y protección ambiental, como condición esencial para la sostenibilidad.
“Su objetivo fundamental es erradicar la pobreza, fortalecer las alianzas y transformar nuestro mundo para lograr la paz universal”, dijo.
La Representante de Naciones Unidas en Cuba subrayó que esta Agenda debe tener un enfoque local para llegar a todas las esferas de la sociedad y a todas las personas. “Es una Agenda muy extensa, con muchas metas; es la agenda de la colaboración, que cada país deberá utilizar en función de sus desafíos y prioridades”.
En su intervención, Pedro Pedroso reflexionó sobre el nuevo marco de desarrollo aprobado el 25 de septiembre pasado por los 193 Estados miembros de las Naciones Unidas, un plan de acción para los próximos 15 años a favor de las personas, el planeta y la prosperidad.
Destacó que a diferencia de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, cuyo enfoque estuvo centrado en los países en desarrollo, el nuevo plan de acción incluye a todas las naciones del planeta y todas deberán cumplirlo.
El funcionario cubano subrayó que la “Agenda 2030 es mucho más abarcadora que los ODM, sin que sea suficiente”. En tal sentido, consideró insuficiente la visión con que fueron abordados los temas de educación y cultura, los cuales calificó como “vitales en un mundo lleno de conflictos, en un constante choque de civilizaciones y culturas”.
Sobre la presencia de la Agenda 2030 en el contexto nacional, Pedroso comentó que los ODS entraron en vigor a partir de enero de este año y todavía, a nivel global, están en proceso de formulación los indicadores que medirán su cumplimiento, así que estos son “temas que hoy el país está discutiendo”, dijo.

Informó que existe el Grupo Nacional de Trabajo para la Agenda 2030, integrado por los Organismos de la Administración Central del Estado y la sociedad civil (liderada por la Asociación Cubana de las Naciones Unidas), resultado de un esfuerzo interinstitucional que anteriormente se puso en pie para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.
También manifestó que actualmente Cuba está conformando su programa de desarrollo hasta 2030, lo cual sitúa al país en ventaja para incluir los propósitos de la Agenda. Explicó que los preceptos de desarrollo para Cuba coinciden en muchos sentidos con los ODS y sus metas.
Recordó que en los Lineamientos de la Política Económica y Social de Cuba, aprobados en 2011, ya se contemplaban y se venían poniendo en práctica muchos aspectos que hoy aparecen en la Agenda.
En una pregunta sobre la situación de Cuba con respecto a los desafíos que implican los ODS, Pedroso respondió que el país muestra avances en todos los aspectos. “Educación, cultura, seguridad alimentaria, protección y uso del medio ambiente de forma racional, la estrategia ambiental del país, el incremento de las aéreas boscosas. Hay un esfuerzo sostenido”, subrayó.

Más información: