Foto: Jorge Luis Baños (IPS)

Campaña ÚNETE en Feria Internacional del Libro Cuba 2017

Dixie Trinquete, Dalia Acosta y Raquel Sierra / 
20.02.2017

Naciones Unidas en Cuba presenta cuatro publicaciones en alianza con instituciones y organizaciones nacionales.

La Habana.- La Campaña ÚNETE por la No violencia contra las mujeres y las niñas volvió a la Feria Internacional del Libro de Cuba con la celebración de un panel dedicado a reflexionar acerca del Objetivo de Desarrollo Sostenible número 5, que busca “lograr la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas” para 2030.
El espacio, organizado por el Grupo Interagencial de Género del Sistema de las Naciones Unidas en Cuba en la sede de la Asociación Cubana de las Naciones Unidas, atrajo a un grupo de más de 50 autoridades, especialistas, activistas, artistas y comunicadores, en representación de diversos sectores de la sociedad cubana.
Desde el Sistema de Naciones Unidas el panel estuvo acompañado por la Representante de UNICEF en la isla, María Machicado, el Coordinador Internacional de Programa del UNFPA, Rafael Cuesta, además de especialistas de las áreas de género de otras agencias de Naciones Unidas.

Con la conducción de Dixie Trinquete, del Grupo Interagencial de Comunicaciones de la ONU en Cuba, el panel hizo un recorrido por la Campaña ÚNETE en Cuba a partir de la presentación de la memoria de las acciones realizadas entre 2011-2015 y de un producto comunicativo por cada uno de las áreas estratégicas definidas para la región de América Latina y el Caribe.

MEMORIAS A FUTURO

“Más que una memoria es una herramienta para el trabajo futuro”, comentó la profesora de la Universidad de La Habana Clotilde Proveyer en su presentación de la “Memoria de la Campaña Únete-Cuba Rutas de la NO violencia (2011-2015)”, un documento que valoró de especial utilidad para visualizar el camino recorrido e identificar los desafíos aún pendientes.
Al comentar la estrategia de la Campaña, Proveyer destacó cómo en Cuba ÚNETE acompañó los esfuerzos nacionales en el fortalecimiento de capacidades y la articulación de actores, promovió la educación para el cambio entre estudiantes de pedagogía, adolescentes y en comunidades de montaña; vinculó la no violencia de género con la respuesta al VIH/sida e impulsó la labor de redes de mujeres y hombres a favor de la igualdad y la no discriminación.
Así, como parte de los esfuerzos nacionales que tributan al Pilar I “Alto a la impunidad”, la directora de Agroinfor (Ministerio de la Agricultura), Ada Cuesta Echarte, explicó las interioridades de la Estrategia de Género 2015-2020 para el sector agropecuario en Cuba, que tiene como título “Tierra fértil para la igualdad”.
Construida de forma participativa, con el aporte de diversos especialistas e instituciones del patio y el acompañamiento de FAO, PMA y PNUD, este documento forma para de las iniciativas que apuntan al fortalecimiento de políticas nacionales a favor de la igualdad de género, incluida la prevención y atención a la violencia contra las mujeres.
Cuesta destacó la particular importancia que tiene haber diseñado las líneas de trabajo para un sector tradicionalmente masculino, que reproduce los estereotipos de género y cuya transformación hacia la igualdad pasa por el trabajo con mujeres y hombres.

COMUNICAR POR LA IGUALDAD

Como parte de las iniciativas que apuestan por una “educación para el cambio” que promueve el Pilar II de la Campaña ÚNETE “Ni una más”, fue presentado el folleto “Educar para la igualdad: Propuesta para la prevención y atención de la violencia de género en el contexto escolar”, publicado bajo el sello de la Editorial de la Mujer de la Federación de Mujeres Cubanas.
Bajo la autoría de las especialistas de Yoanka Rodney Rodríguez, Kenia Lorenzo Chávez, Yuliet Cruz Martínez y Jesús E. Muñoz Machín, la propuesta contó con el apoyo de ONU Mujeres, UNESCO, UNICEF, Save the Children y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), así como el aval científico de la Universidad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona.
Dos de sus autores, Yoanka Rodney y Jesús Muñoz, se refirieron al profundo proceso de investigación y sistematización de estudios sobre la violencia de género en Cuba y sus vínculos con el ámbito escolar que se realizó como proceso previo para la elaboración de texto pensado para el personal del sector educacional.
A juicio de Muñoz, esta herramienta puede servir para el trabajo en la educación y elevar el conocimiento del profesorado sobre los temas de género y violencia, además de resultar útil a los medios de comunicación.

AGENDA DE TODAS Y TODOS

La reflexión sobre el Pilar III “La responsabilidad es de todas y todos” - vinculado a las áreas de comunicación, concientización e incidencia-, llegó de la mano de la estudiante de Periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, Ania Terrero, quien comentó sobre la Agenda de las Mujeres Cuba 2017, otro de los productos logrados por ÚNETE.
Terrero destacó que la agenda vincula los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible con el género, su situación actual en el mundo y en la región. Además de tener los usos habituales de una agenda calendario, enseña y ayuda a interiorizar elementos de la violencia en los que a veces no reparamos, aseguró.
La edición correspondiente al 2017, con especial énfasis en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, aunó los esfuerzos de ONU Mujeres, FAO, PMA, PNUD, UNESCO, UNFPA, UNICEF y COSUDE.

Contrario a lo que pueda pensarse sobre el uso de este tipo de soporte impreso por las generaciones más jóvenes, Terrero aseguró que las cuatro ediciones anuales de la Agenda de las Mujeres han sido muy bien recibidas por estudiantes universitarios por la manera amigable en que se inserta una amplia gama de información sobre género, derecho, diversidad e inclusión.