Foto: Varios autores

Naciones Unidas apoya espacio contra la violencia

Dalia Acosta (OCR) y Dixie Edith (UNFPA) / 
30.06.2014

El encuentro se realizó en línea con la Campaña ÚNETE.

La Habana.-Una reflexión acerca de los datos y evidencias que ha aportado la cooperación internacional en la prevención y tratamiento de la violencia basada en género en Cuba fue el aporte de un Panel Interagencial del Sistema de Naciones Unidas en Cuba durante las sesiones de la II Reunión de Investigadoras e Investigadores de Violencia, convocada por el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX).

Begoña Arellano, representante adjunta en Cuba del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Inalvis Rodríguez, oficial de género del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y Rolando García Quiñones, representante adjunto del UNFPA, Fondo de Población de las Naciones Unidas en Cuba sistematizaron el quehacer del sistema en el apoyo a la prevención y enfrentamiento de la violencia en la isla.

En particular resultaron muy debatidas la experiencia de la Encuesta de Indicadores Múltiples por Conglomerados apoyada por UNICEF en la isla en busca de acerca mujeres, niños, niñas y adolescentes en el contexto de sus hogares; y el proyecto, enmarcado en el nuevo Programa de País del UNFPA en Cuba para 2014-2018, de realizar una Encuesta Nacional de Género en 2015, coordinada por la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), con apoyo de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) y otras instituciones cubanas.

Ambas iniciativas tributan al Pilar I de la Campaña ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas en América Latina y el Caribe “Alto a la impunidad”, iniciativa que fue presentada en el encuentro por Begoña Arellano, a nombre del Grupo Interagencial de Género del Sistema de las Naciones Unidas en Cuba.

Según explicó Ada Alfonso, responsable de la línea de Violencia en el CENESEX, en noviembre pasado se realizó en Cuba un simposio sobre violencia de género, trata de personas y prostitución, con el apoyo del PNUD y COSUDE, que culminó con la propuesta de creación de un grupo de trabajo para la confección de un subprograma de violencia dentro del Programa Nacional de Educación Sexual (PRONES).

El análisis determinó la necesidad de socializar entre quienes investigan el problema los resultados de sus investigaciones, por lo que se convocó a esta segunda reunión, con apoyo del UNFPA y de la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID).

La reunión se realizó en el marco de los programas del CENESEX, una institución aliada de la Campaña ÚNETE que desde enero pasado se adhirió formalmente a la misma durante un encuentro con el Secretario General Ban Ki-moon.

En la cita realizada del 25 al 27 de junio, especialistas del entorno académico, jurídico, de salud y de los medios de comunicación, evaluaron la necesidad de atemperar las leyes a las circunstancias actuales, con conceptos más modernos, integradores e inclusivos, la urgencia de capacitar en género al personal médico, juristas y docentes, tanto a los que están en activo como a quienes hoy se forman en los diferentes centros de educación superior.

“La violencia es una realidad que está en todas partes -puede ser física, emocional, sexual, psicológica y económica-, y cuando se visualiza se convierte en un problema, se identifica y pueden tomarse medidas, consideró Teresa de Jesús Fernández, especialista del Centro Nacional de Educación Sexual.

Para Aida Torralba, de la Universidad de Holguín, el encuentro es la posibilidad para que personas que trabajan el tema se conozcan, intercambien, así como de visibilizar los trabajos y aprender de lo que están haciendo otros. “Es una reunión nacional que está intentando por primera vez que se unan personas interesadas en el tema y lo han trabajado con cierta sistematicidad de toda Cuba”, agregó.

Red por una cultura de paz

Una red de investigadoras e investigadores acerca de los temas de violencia nació en las sesiones del taller, en busca de compartir y sistematizar los conocimientos sobre el tema, promover la realización de estudios regionales y nacionales e impulsar cambios en materia de género en la sociedad cubana.

Con una coordinación compartida entre especialistas del estatal Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), la Universidad Central “Marta Abreu”, de la central provincia de Villa Clara, y la Universidad de Holguín, según Ada Alfonso, responsable de la línea de violencia del CENESEX, el colectivo busca coordinar procesos de investigación, hacer posteriormente una sistematización y organizar un poco el camino de los estudios sobre el maltrato hacia las mujeres.

“El propósito es que la integren investigadoras e investigadores y otras personas que trabajan en este tópico, por ejemplo, de los medios de prensa”, declaró Alfonso.

La iniciativa persigue sumar también a otras personas que desde sus lugares y espacios puedan contribuir con elementos específicos para conocer más sobre los diferentes componentes del problema, aclaró.