Foto: Néstor Martí

ÚNETE: Con ellas somos más… y mejores

Nota de prensa UNICEF Cuba / 
04.12.2017

Un espacio que promueve la participación adolescente por la igualdad y la no violencia de género.

Hace más de cinco años, todos los miércoles, entre 7 y 8 pm,  sale al aire por la emisora Habana Radio el programa Contigo somos más, dirigido al público adolescente.

Lisset Ametller ha sido su directora. Ana Lidia García, Nadia Herrada y Thays Roque, son jóvenes periodistas que en diferentes etapas han tenido a su cargo la realización.

Laura Díaz y María Carla Villar fueron sus primeras conductoras. Ya estudian en la Universidad, pero siguen al tanto de su trayectoria. La conducción está ahora en manos de Lixandra Díaz, Amisaday Fuentes, Keren Rodríguez, Marian Bennet, Samira Quintero, Delizabel Cardoso, Susana Rodríguez, Verónica Rodríguez y Camila León, quienes son acompañadas por otros adolescentes varones y personal técnico de la emisora.

Las mujeres han sido el núcleo de esta propuesta comunicativa, que han compartido con otros colegas de Habana Radio y numerosos colaboradores. Además, el equipo de conducción ha recibido formación en temáticas de género.

La iniciativa forma parte del proyecto “Desarrollo social integral y participativo de los adolescentes de la Habana Vieja, Cuba”, luego conocido como a+ espacios adolescentes, implementado desde 2011 por UNICEF y la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana, en alianza y con fondos de la Unión Europea.

Con el objetivo de contribuir a una mayor inclusión social y económica de  la juventud cubana e impulsar el desarrollo de sus potencialidades en un enfoque de derechos, se busca  apoyar el desarrollo personal, la inclusión social y la inserción profesional de los adolescentes en La Habana Vieja, y en particular de los más vulnerables entre ellos.

Oportunidades en la adolescencia

Para andar este camino se partió del reconocimiento de que la adolescencia es una etapa crucial, llena de oportunidades, en la cual se definen aspectos importantes para el desarrollo personal presente y futuro.

Un estudio, también liderado por mujeres, permitió explorar el contexto de la adolescencia en la Habana Vieja e identificar sus características, necesidades y aspiraciones

Todo lo anterior sustentó la idea de impulsar el abordaje sistemático de necesidades y demandas específicas de esta población mediante la implementación de este proyecto, encaminado a apoyar el desarrollo integral y participativo, con énfasis en quienes están en situaciones de mayor vulnerabilidad.

El territorio contaba con una serie de fortalezas para llevar adelante este propósito. Entre ellas vale destacar la disponibilidad de numerosos servicios de educación (escuelas de la enseñanza secundaria y preuniversitaria, escuela de oficios, un colegio universitario), salud (policlínico, hogar materno, centro de salud mental, consultorios de médicos de familia), culturales (museos, casas-museos, galerías, salas de concierto, bibliotecas, cine), sociales (para personas con discapacidades, viviendas protegidas, etc.), así como de recursos humanos de alta preparación y amplia experiencia en esos y otros sectores.

Al comienzo de esta acción de cooperación, los datos del último Censo de Población y Vivienda realizado por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) y el Plan Maestro para la Revitalización Integral de La Habana Vieja, arrojaban que la población total del Centro Histórico era de 66.752 habitantes. De ellos, 6.143 personas tenían entre 12 y 18 años de edad, lo que representaba el 9,2% de la población local. Actualmente, según la ONEI, la población adolescente de este municipio es de 9.921 personas (4.977 hombres y 4.944 mujeres), de los cuales 4.856 están entre los 10 y 14 años y 5.065 entre los 15 y 19, lo que representa el 11,34% de su población total.

Nace un centro para adolescentes

Los esfuerzos se centraron en el fortalecimiento de la articulación de acciones locales, la creación de un programa de talleres y servicios diversos y la concepción de un centro para adolescentes, a la vez que la promoción del debate y las sinergias entre los diversos actores y colaboradores que tributan a su bienestar.

Una vez terminado, se confirma la idea de que el centro para adolescentes hace una diferencia notable en este proyecto, dado su carácter innovador, su atractivo y la amplitud de sus servicios, que incluyen  información, orientación y consejería; formación y creación (talleres, laboratorios de ciencias, áreas de estudio); recreación (salas de estar, de juegos, proyección de audiovisuales, cine-debate, espectáculos, conciertos); coordinación multisectorial e investigación (red de colaboradores, familias, grupos expuestos a vulnerabilidades, capacitación, evaluación). Los enfoques de derechos, equidad y género, la participación significativa y la comunicación constituyen ejes transversales en toda su labor.

Se trata de un proyecto abarcador e innovador, sin antecedentes en el contexto cubano, que ha favorecido y continuará favoreciendo la participación significativa, la promoción de los derechos y la integración social de los/as adolescentes de la Habana Vieja y de otros municipios de la capital.

Objetivo 5. Lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y las niñas

5.1 Poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas en todo el mundo

5.2 Eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación