Foto: Periódico 5 de Septiembre

ÚNETE: Justicia en clave de género

Nota de prensa PNUD / 
29.11.2017

Nace en Cienfuegos el primer Gabinete de cultura jurídica en clave de género sobre la capacitación, la educación y la orientación en temas de igualdad de género.

Como parte de la Plataforma Articulada para el Desarrollo Integral Territorial, nace en Cienfuegos el primer Gabinete de cultura jurídica en clave de género sobre la capacitación, la educación y la orientación en temas de igualdad de género y la No violencia contra las mujeres. La iniciativa da continuidad a esfuerzos sostenidos de la Unión Nacional de Juristas de Cuba en el ámbito de Género y Derecho.

La Unión Nacional de Juristas de Cuba (UNJC) y la Plataforma Articulada para el Desarrollo Integral Territorial (PADIT) unieron esfuerzos en 2017 para impulsar la iniciativa piloto del Gabinete de Cultura Jurídica como una experiencia en el ámbito local-territorial, con el apoyo del Reino de los Países Bajos y el acompañamiento de PNUD.

Posicionado como iniciativa innovadora y de interés estratégico para la UNJC, el Gabinete será el primero de su tipo en Cuba y de su éxito dependerá su réplica en otras provincias del país. Ubicado en la Casa Social de la Unión de Juristas en Cienfuegos, el gabinete, desde una integración multidisciplinaria, contará con la colaboración de organizaciones e instituciones nacionales diversas así como el aporte de especialistas del Derecho, la Psicología, la Psiquiatría, entre otros.

Presente desde el 2015 en cuatro provincias cubanas (Pinar del Río, Artemisa, Cienfuegos y Holguín), PADIT es liderada por el Ministerio de Economía y Planificación (MEP), el Instituto Nacional de Investigaciones Económicas (INIE), el Instituto de Planificación Física (IPF) y el Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (MINCEX), y los gobiernos provinciales y municipales.
La Plataforma cuenta con el apoyo del PNUD, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) y la Iniciativa ART Internacional (Articulación de Redes Territoriales).

Garantía para la igualdad

Los antecedentes de la experiencia, que nace ahora en el seno de PADIT, hay que buscarlos a inicios de esta década en el proyecto "Fortalecimiento en el sector jurídico del conocimiento y dominio de la CEDAW y otros instrumentos internacionales de la ONU a favor de la mujer y la igualdad de género para apoyar y contribuir a su aplicación en Cuba", apoyado por PNUD entre 2011 y 2013.
Pensado para “fortalecer capacidades y contribuir a la adecuada preparación de profesionales del sector jurídico en temas de género, para que puedan impartir justicia sin sesgos sexistas que afecten el cumplimiento de la ley”, el proyecto de la UNJC, en colaboración con la Federación de Mujeres Cubanas y la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, incluyó a estudiantes de pregrado y posgrado y a profesionales del sector.
Entre sus resultados más relevantes, que han garantizado la sostenibilidad en el tiempo de la iniciativa, estuvo la creación del proyecto institucional “Justicia en Clave de Género” de la UNJC que, desde la concepción de una coordinación nacional y coordinaciones provinciales, desarrolla planes de trabajo anuales, transversaliza el enfoque de género en todas las sociedades científicas del ámbito jurídico e impulsa otras alianzas y proyectos para garantizar su continuidad hasta hoy.

Buena práctica

Considerado como una buena práctica, el proyecto de la UNJC ha apoyado y continua contribuyendo al cumplimiento de los diversos compromisos internacionales adoptados por Cuba en materia de igualdad de género: recomendaciones del Comité de la CEDAW, Convención de los Derechos del Niño, el Plan de Acción Nacional de Seguimiento a la Conferencia de Beijing, en particular los planes nacionales adoptados. Asimismo, aporta a la Estrategia del Sistema de Naciones Unidas y en el marco de la Campaña Únete para poner fin a la violencia contra las mujeres con el diseño e implementación de programas formativos intensivos sobre violencia de género y derecho.

El proyecto ha significado y expresa un proceso novedoso para el sector por la aplicación de una metodología participativa, y el desarrollo de diversos talleres y espacios de aprendizaje. A través de las miradas diferenciadas de mujeres y hombres, se logran identificar aspectos relativos a género que marcan las prácticas del derecho, interrelacionándolo además con otras categorías como sexualidad, violencia y masculinidades, lo que ha tenido un impacto positivo en la forma de impartir justicia.

Testimonio:

Perla Delgado Valle especialista en temas de Género y Derecho y coordinadora del “Gabinete de Cultura Jurídica en Clave de Género: Para la igualdad y la NO violencia contra las mujeres”:

Soy jurista de profesión, y he visto mujeres que sufren malos tratos y son víctimas de manifestaciones de violencia en sus diversas formas; en muchas ocasiones no perciben la violencia, o identificando sus expresiones y consecuencias permanecen desorientadas, sin saber qué hacer, a dónde acudir, o cómo poner fin a sus conflictos. Es por ello, que la Unión de Juristas de Cuba en la provincia de Cienfuegos está trabajando en implementar la experiencia piloto de un Gabinete de cultura jurídica, compuesto por un equipo multidisciplinario especializado en la capacitación, educación, orientación individual y grupal en este tema. Su objetivo es dotar a las mujeres de las herramientas necesarias para encarar adecuadamente sus situaciones de violencia, favorecer su empoderamiento, realizar el trámite jurídico ante las instituciones procedentes y evitar que la violencia se repita. Contamos con el compromiso de mujeres y hombres de la psicología, la salud, el derecho, la sociología, entre otras áreas; y trabajamos en conjunto porque todas las personas compartimos el derecho a una vida feliz y libre de violencia. Conocimos que la experiencia del Proyecto Justicia en Clave de Género y la experiencia del Gabinete fue una de las iniciativas expuestas en la “Feria Aprendiendo de nuestras prácticas: gestión del conocimiento para mayor igualdad de género”, realizada por PNUD, MINCEX y la FMC el pasado 24 de noviembre, y seguiremos compartiendo nuestros resultados, retos y aprendizajes porque es importante romper el silencio, buscar ayuda, denunciar, retomar el poder que todas las mujeres tenemos”.