En las ciudades también se gana o se pierde la batalla por el desarrollo"

Más de la mitad de la población mundial vive ahora en zonas urbanas y para 2050, dos tercios lo harán. Mucho de lo que se necesitará para albergar y servir a este mundo cada vez más urbano aún no se ha construido, e incluso algunas ciudades nuevas deberán construirse. Esto brinda enormes oportunidades para desarrollar e implementar soluciones que puedan abordar la crisis climática y allanar el camino hacia un futuro sostenible.

 

Más de la mitad de la población mundial vive ahora en zonas urbanas y para 2050, dos tercios lo harán. Mucho de lo que se necesitará para albergar y servir a este mundo cada vez más urbano aún no se ha construido, e incluso algunas ciudades nuevas deberán construirse. Esto brinda enormes oportunidades para desarrollar e implementar soluciones que puedan abordar la crisis climática y allanar el camino hacia un futuro sostenible. 

Las ciudades consumen más de dos tercios de la energía mundial y representan más del 70 por ciento de las emisiones mundiales de dióxido de carbono. Las decisiones que se tomarán sobre la infraestructura urbana en las próximas décadas (planificación urbana, eficiencia energética, generación de energía y transporte) tendrán una influencia decisiva en la curva de emisiones. De hecho, es en las ciudades donde la batalla climática se ganará o se perderá.

Pero además de su enorme huella climática, las ciudades generan más del 80 por ciento del producto interno bruto mundial y, como centros de educación y emprendimiento, son centros de innovación y creatividad, y los jóvenes a menudo toman la delantera.

Desde el transporte público eléctrico hasta las energías renovables y una mejor gestión de los residuos, muchas de las respuestas necesarias para la transición a un futuro sostenible con bajas emisiones ya están disponibles. Las ciudades de todo el mundo los están convirtiendo en realidad. Es alentador ver que esto suceda, pero necesitamos convertir esta visión en la nueva norma. Es el momento de emprender acciones ambiciosas.

El Día Mundial de las Ciudades llega al final del "octubre urbano", un mes dedicado a crear conciencia sobre los desafíos urbanos, los éxitos y la sostenibilidad. Al concluir este período, comprometámonos a adoptar la innovación para garantizar una vida mejor para las generaciones futuras y trazar un camino hacia un desarrollo urbano sostenible e inclusivo que beneficie a todos.