Nuestras acciones son nuestro futuro

Marcelo Resende y Paolo Mattei, representantes en Cuba de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos / 
15.10.2018

Comunicado de prensa FAO-PMA en Cuba por el Día Mundial de la Alimentación 2018.

La Habana-Cada 16 de octubre la celebración del Día Mundial de la Alimentación (DMA) centra su mirada en desafíos decisivos para nuestro planeta. En este 2018 el llamado global apunta al accionar de todas y todos -gobiernos, organizaciones, empresas, sociedad civil, sector privado y población en general- para lograr la meta de Hambre Cero de cara a 2030.
Alcanzar ese objetivo presupone una agenda colectiva más cohesionada y coherente en un mundo con aproximadamente 821 millones de personas hambrientas, por un lado, y más de 672 millones de personas obesas en el otro extremo, según el más reciente informe El Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el Mundo (SOFI, 2018). Un planeta donde, además, se agudizan las desigualdades sociales y en el que, si bien se producen alimentos suficientes para acabar con el hambre, el acceso a estos se ve limitado para una parte significativa de sus habitantes.
A la coexistencia de varias formas de malnutrición en un mismo escenario, se incorporan los retos ocasionados por la variabilidad y el cambio climáticos o los eventos extremos, la incidencia de conflictos armados y tensiones económicas. De ahí que el informe SOFI enfatice que, sin un mayor esfuerzo, el mundo no alcanzará el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de erradicar el hambre para 2030.
Por eso, al subrayar “Nuestras acciones son nuestro futuro. Un mundo #HambreCero para 2030 es posible”, el DMA 2018 se enfoca en la urgencia de contar con políticas públicas y soluciones eficaces que traduzcan la voluntad en acciones concretas de impacto.
En Cuba la seguridad y soberanía alimentarias constituyen ocupación permanente de la agenda gubernamental a todos los niveles; a través de programas nacionales de protección social se apoya la alimentación de las personas más vulnerables tanto en situaciones normales como de desastres. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) acompañan los esfuerzos del país en esos temas.
A la par del reconocimiento a los logros de Cuba, ambas agencias invitan a asumir este DMA, desde la esencia misma de su lema, como celebración de todas y todos: cada acción, por pequeña que pueda parecer, cuenta; el mañana de la seguridad alimentaria y nutricional en el mundo depende del hoy que sepamos construir de conjunto. Nuestro futuro comienza hoy.