Foto: OIM

Donativo de OIM apoya a poblaciones de zonas de difícil acceso afectados por Matthew

07.06.2017

Para la entrega se tuvieron en cuenta casos vulnerables como mujeres embarazadas, madres con tres hijos o más, ancianos y discapacitados, quienes agradecen el gesto humanitario.

La casa de Santos Cueto Varela, en La María, en el consejo popular Sabanilla, del municipio de Baracoa, no resistió el embate del huracán Matthew. Las acciones para dar solución a las miles de viviendas con derrumbes totales y parciales emprendidas por el gobierno contaron con el apoyo de organizaciones del Sistema de Naciones Unidas (SNU). Entre los beneficiados estuvo Santos Cueto y su familia.
Tejas y colchones fueron los insumos humanitarios que la Organización Internacional de Migraciones (OIM) adquirió con fondos propios en su primer proyecto en Cuba, justamente para asistir a personas damnificadas por el huracán Matthew.
“Estoy contentísimo y agradecido, el techo mío, las 18 tejas, ya están puestas y son de calidad”, dice Santos, quien en lo adelante tiene que vestir las paredes y completar el resto de la casita.
Las 2,840 tejas de zinc que donó la organización se incluyeron en los módulos de montaña, compuesto además de 18 unidades por damnificado, 20 bolsas de cemento, un fregadero, cables, puntillas de diversos tipos.
Según conoció Karakadze, esos módulos favorecen a 700 familias con derrumbe total de viviendas a causa del huracán Matthew, en zonas montañosas de difícil acceso.

 

La misión de OIM, junto a autoridades locales, pudo apreciar las 18 tejas colocadas por Santos Cueto, uno de los beneficiados por el donativo. (Foto: OIM)

El porqué de las cosas
“Los insumos se determinaron teniendo en cuenta las informaciones sobre las afectaciones recibidas de las autoridades cubanas y de los distintos medios informativos del país. Por otra parte, en reuniones con el Sistema de Naciones Unidas (SNU) convocadas por la Oficina de la Coordinadora Residente (OCR), se analizaron los daños, lo que nos permitió conocer las principales prioridades de los damnificados”, explica Sonia Karakadze Díaz, funcionaria en Cuba de la OIM.
Las tejas de OIM, que llegaron por barco hasta el puerto de Santiago de Cuba y fueron posteriormente trasladadas hacia la provincia de Guantánamo, terminaron su viaje en lugares distantes pertenecientes al municipio de Baracoa. Entre ellos los consejos populares Sabanilla, en una zona rural, predominantemente montañosa y eminentemente agrícola; Mabujabo, también comunidad montañosa y donde se encuentra el conocido yunque de Baracoa; 30 aniversario, zona agrícola, y Vertientes.
En mayo pasado, Karakadze realizó una visita de monitoreo a las zonas afectadas, donde en encuentro con autoridades locales y algunas personas beneficiadas con los recursos entregados por OIM, pudo “recibir y percibir el gran agradecimiento que tienen por la ayuda que recibieron en un momento tan difícil, con daños tan severos”.
Sin embargo, agrega, “las lluvias que acompañaron nuestra visita no nos permitió acceder a las zona rurales más intrincadas donde fueron distribuidas las tejas donadas por la OIM”.
A la par del beneficio a Baracoa, la OIM donó 820 colchones de espuma a residentes en La Punta de Maisí y Vertiente de Sabana, sitios afectados por Matthew en el municipio más oriental de Cuba.

Recepción de los colchones en el puerto de Santiago de Cuba.

Mirada puesta en necesidades que persisten.

La visita de mayo es solo una parte del camino en las acciones de la organización del SNU. De acuerdo con Karakadze, en el diálogo con los gobiernos de los municipios de Guantánamo, Baracoa y Maisí) se profundizó sobre los avances y las principales necesidades que persisten, lo que permite “dar visibilidad al trabajo realizado y a las necesidades por cubrir para presentar propuestas a posibles donantes”.

“La experiencia de trabajar en un proyecto con Cuba nos ha aportado confianza, porque hemos visto la disposición del gobierno del país y de los gobiernos locales, el trabajo realizado, la entrega a los damnificados tomando en cuenta a los más vulnerables”, enfatizó.
“El huracán Matthew nos ha dejado lecciones de humildad y agradecimiento por parte del pueblo cubano”, dijo la representante en Cuba de la Organización Internacional de Migraciones.

En la visita se mostraron los registros de las personas beneficiadas. (Foto: OIM)

OIM en Cuba
Como parte de su misión en el país, la OIM brinda asistencia en bienes y servicios a ciudadanos cubanos que regresan bajo programas de retorno voluntario asistido y reintegración; asistencia para la repatriación humanitaria de migrantes varados y en el proceso de reasentamientos de refugiados de arribo espontáneo, indica Karakadze.
La organización tiene entre sus principales contrapartes se encuentran el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), así como la Cruz Roja Cubana (CRC); la Agencia de Medio Ambiente (AMA), el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil (EMNDC).