Foto: Mayrilian Acosta/PNUD Cuba

Constituida brigada cubana de mujeres inseminadoras

Nota de prensa PNUD Cuba / 
12.03.2018

Por primera vez se conforma en Cuba una brigada femenina para ofertar este servicio. SHasta ahora se habían formado cientos de inseminadores y menos del 1% han sido mujeres.

¿Mujeres inseminadoras? La inseminación artificial del ganado, labor tradicionalmente considerada como “masculina”, ahora también será realizada por mujeres. Por primera vez se conforma en Cuba una brigada femenina para ofertar este importante servicio. Desde los años 80 en Cuba se han formado cientos de inseminadores y menos del 1% han sido mujeres.
Siete mujeres de la cooperativa Bienvenido Pardillo, en Guasimal, zona rural de la provincia Sancti Spíritus, han encontrado en la inseminación artificial una nueva forma de trabajo en esta innovadora iniciativa en el marco del proyecto Agrocadenas: La Brigada de inseminadoras.
La idea nació en el 2016 mediante un proceso participativo, en el que las propias mujeres, mostraron interés en conformar esta brigada para poder cubrir una demanda insatisfecha de los productores de esta zona, que confrontaban problemas para contar con un servicio que llegara a sus intrincadas fincas. Esta iniciativa fue apoyada por la cooperativa y por los gestores locales y nacionales del proyecto Agrocadenas. Para materializar la idea, desde finales de ese año varias instituciones del territorio, lideradas por la escuela de Capacitación del Ministerio de la Agricultura, MINAG en Sancti Spiritus, iniciaron un programa formativo teórico-práctico para capacitarlas, el cual duró 12 meses.
La brigada es parte de una Cooperativa de Créditos y Servicios, lo que constituye también una manera innovadora de realizar la inseminación; el cual en el país, generalmente, es ofrecido por instituciones estatales. Se espera que al mejorarse la calidad y acceso al servicio de la inseminación en Guasimal, se logren incrementar los volúmenes de producción de leche; a la vez que se mejora la genética de la masa ganadera de ese territorio.

Por eso se crearon nuevos empleos para estas mujeres, y se les entregó tecnología moderna, algunas de ellas inexistentes en el país, como son los aparatos portátiles de ultrasonido. Como resultado aumenta la autonomía y empoderamiento de ellas, en un entorno rural donde aún existen patrones culturales patriarcales, al tiempo verán un considerable incremento en sus ingresos.
Disponer de esta brigada femenina es también un reconocimiento al papel de las mujeres en el sector ganadero cubano; de ahí el apoyo que esta iniciativa ha tenido del Ministerio de la Agricultura y del Grupo Empresarial de Ganadería. La Brigada contribuye a la implementación de la Estrategia de Género del Sistema de la Agricultura y al Plan de Acción Nacional de Seguimiento a la IV Conferencia Mundial de la ONU sobre la Mujer.

El acto de graduación como inseminadoras de las mujeres que conforman la Brigada tuvo lugar el pasado 8 de marzo con la presencia de Moraima Céspedes, Directora de Asuntos Internacionales del MINAG; Arelys Santana Bello, Segunda Secretaria de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y Consuelo Vidal-Bruce, coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas y representante residente del PNUD en Cuba, quien expresó: “Celebro mucho que el acto de graduación de la Brigada se realice este día 8 de marzo, que globalmente se celebra bajo el lema: Ahora es el momento: las activistas rurales y urbanas transforman la vida de las mujeres. Nada más justo y relevante que centrar este día en las mujeres rurales, y sus aportes al desarrollo. Las mujeres del ámbito rural, y ustedes son una muestra representativa, son agentes altamente relevantes en la agenda de desarrollo sostenible”.
Acciones como esta, son una forma muy concreta de contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo del Sostenible, muy en especial, a los ODS 2 y 5, que llaman, respectivamente, a “Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible” y “Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”.
El proyecto Agrocadenas se implementa desde el 2014 con el propósito de contribuir a la seguridad alimentaria en Cuba, fortaleciendo la gestión y el desempeño de las cadenas agroalimentarias de leche, carne, maíz y frijol, de gran importancia para sustituir importaciones.

Inseminadoras cubanas junto a Consuelo Vidal-Bruce y Soledad Bauza, representante
residente y representante residente adjunta del PNUD en Cuba, respectivamente.

En este sentido, más de 100 iniciativas se implementan en las provincias de Villa Clara, Sancti Spíritus, Granma y Santiago de Cuba, y la brigada de mujeres inseminadoras, es una de estas iniciativas. Otras iniciativas importantes son: la instalación de la primera planta industrial para secadero de granos, la entrada de tecnología para el corte y empaque de heno y el apoyo a las mujeres productoras de frijol y maíz.
Para su implementación, el PNUD trabaja de forma conjunta con el MINAG. También se cuenta con la participación del Ministerio de Comercio Interior, MINCIN y el Ministerio de la Industria Alimenticia, MINAL, y con la contribución financiera de la Unión Europea y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, COSUDE, como socios de la cooperación internacional.