Foto: Maydelis Gómez/PNUD

En Santiago de Cuba nuevo programa de Naciones Unidas en respuesta a la sequía

Mario Muñoz/Naciones Unidas en Cuba / 
22.11.2016

La iniciativa de cooperación es apoyada por el Fondo para los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Junto a instituciones del territorio, trabajarán PNUD, PMA y UNICEF.

Con el objetivo de mejorar el acceso a agua segura e higiene, y la seguridad alimentaria y nutricional en la oriental provincia Santiago de Cuba, con prioridad en la comunidad Abel Santamaría, comenzará a implementarse en breve el programa conjunto “Fortalecimiento de la resiliencia de familias y grupos vulnerables afectados por la sequía en Santiago de Cuba”.
Tres agencias del Sistema de Naciones Unidas forman parte de este programa conjunto: el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).
Los días 16 y 17 de noviembre tuvieron lugar en Santiago de Cuba un Taller Técnico donde se precisó el plan de trabajo del Programa Conjunto, las sinergias que guarda este proyecto con otros vinculados a la sequía, y las acciones a desarrollar en el Consejo Popular Abel Santamaría, donde se concentran gran parte de las medidas de respuesta inmediata a la sequía.

La iniciativa de cooperación, liderada por PNUD, y financiada por la Cooperación Española en el marco del Fondo para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG-F), es un mecanismo innovador que contribuye al desarrollo sostenible a través de la ventaja comparativa global que supone el hecho de que varios organismos de las Naciones Unidas trabajen junto a sus respectivos socios nacionales para crear programas y proyectos más integrados y, por tanto, más sostenibles.
El SDG-F se basa en la experiencia del Fondo para los Objetivos del Milenio, uno de los mecanismos más importantes, innovadores y mejor evaluados para el logro de los Objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM), lo que garantiza una base sólida, firme y eficiente para realizar la transición de los ODM a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Durante el proyecto se implementarán medidas de adaptación a la sequía, un fenómeno cíclico e irreversible que afecta desde hace cuatro años el territorio. De esta forma, se contribuirá a reducir su impacto negativo en la distribución del agua para el consumo de la población y la producción agrícola destinada a la seguridad alimentaria.
Este programa conjunto tiene previsto el mejoramiento de la capacidad de componentes claves del Sistema de Alerta Temprana para facilitar la toma de decisiones y el manejo racional del agua destinada a la población y a la producción de alimentos a nivel de la provincia de Santiago de Cuba.
Otro de sus objetivos es mejorar la capacidad para el manejo sostenible de las fuentes de abasto y sistemas de distribución de agua destinada a la población de la ciudad de Santiago de Cuba.
Además, se prevé la reducción de las enfermedades de origen hídrico y de transmisión por vectores a través de la mejora de las capacidades de almacenamiento de agua y la promoción de higiene, en la población más vulnerable de la ciudad de Santiago de Cuba.
Entre los resultados esperados también está el mejoramiento de las capacidades de los productores de la agricultura urbana y suburbana para el uso eficiente del agua y poder garantizar la Seguridad Alimentaria y Nutricional de grupos vulnerables de Santiago de Cuba, ante el impacto de la sequía.