Foto: Loraine Bosch Taquechel/JR

Música cubana para aportar al desarrollo inclusivo y sostenible

Loraine Bosch Taquechel/Tomado de Juventud Rebelde / 
07.11.2017

Un proyecto impulsado por la Onudi en Cuba se ha propuesto potenciar retos de cooperación asociados a las industrias culturales cubanas.

La publicación «Contribución de la industria musical cubana hacia el desarrollo inclusivo y sostenible. El caso de Cuba, la isla de la música», presentada recientemente, forma parte del proyecto de colaboración internacional «Fortalecimiento de la competitividad, desempeño organizacional y capacidad de exportación de la industria musical cubana», y surgió a partir de un interés de la Organización de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi) en potenciar retos de cooperación asociados a las industrias culturales cubanas por el potencial que tienen; y el caso de la música es uno de esos nichos fundamentales de manifestaciones artística en la cual existe un gran potencial que difundir.

El proyecto contempla entre sus objetivos rescatar la música en formatos antiguos, mejorar las condiciones de los estudios de grabación, rescatar y conservar el patrimonio musical, contribuir al desarrollo de las ciudades musicales que tendrán su primera experiencia en La Habana y Santiago de Cuba, y crear nuevos espacios de difusión y comercialización de la música cubana.

Durante la presentación realizada por el Ministerio de Cultura de la República de Cuba, la Organización de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi), y la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (donante), en el marco de la XXXV edición de la Feria Internacional de La Habana se mostraron los principales resultados del primer año de ejecución dentro del Programa País, y cómo la música también puede aportar al desarrollo inclusivo y sostenible de la sociedad.

Son varios los actores sociales, que intervienen en el proyecto y que estuvieron representados en el encuentro: la Egrem, Abdala, Bismusic, Producciones Colibrí, el Centro de Investigación y Desarrollo de la Música Cubana (CIDMUC), Artex, Cubarte, Promusic, Centro Nacional de Derecho de Autor (CENDA), Agencia Cubana Derecho Autor Musical (ACDAM), entre otros.

En ese sentido Mario Escalona Serrano, director general de la Egrem, y además director nacional del proyecto afirmó que gracias al trabajo en colectivo se lograron los resultados. «La relación entre todos contribuirá al desarrollo sostenible e inclusivo» afirmó.

La cita estuvo presidida por Ileana Núñez, viceministra del MINCEX; Carlos Chanduvi, director del departamento de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial; Mario Escalona Serrano, director general de la Egrem, y además director nacional de este proyecto así como Marta Bonet, presidenta del Instituto Cubano de la Música y Ada Llanes, representante del MINCULT en el programa País de la Onudi.