Por un desarrollo sostenible desde la salud

Nota de prensa OPS/OMS Cuba / 
10.06.2017

El Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología de Cuba celebra sus 115 años de creado junro a OPS/OMS.

Como parte del acto central por los 115 años del Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología (INHEM) efectuado el 29 de mayo en el capitalino Palacio de Convenciones de La Habana, sesionó un panel donde se expusieron los principales resultados de trabajo conjunto entre las agencias de las Naciones Unidas residentes en Cuba y esta entidad investigativa, una de las más antiguas de la Isla. 

En el marco del encuentro, fue reconocida la Representación de OPS/OMS en Cuba con el Sello Conmemorativo Institucional 115 Aniversario del INHEM, junto a otros organismos internacionales e instituciones cubanas, por la meritoria labor desarrollada con este centro de investigación.

La consultora Ileana Fleitas Estévez abundó sobre las alianzas entre la oficina de OPS/OMS en La Habana y la institución cubana, al servicio de la salud pública del país, en concordancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).    

El desarrollo de encuestas nacionales de factores de riesgo de las enfermedades no transmisibles y un sistema de vigilancia de dichos padecimientos, han formado parte de la labor conjunta entre OPS/OMS y esta institución. La población de la región de las Américas ocupa los primeros puestos a nivel global en cuanto a indicadores de prevalencia de los factores de riesgos: 59% de sobrepeso y obesidad; 32,4% de insuficiente actividad física; 22% de consumo excesivo de alcohol y 19% de fumadores de productos del tabaco. “La realidad cubana no es muy diferente en cuanto a estas cifras. Son áreas de cooperación técnica en las que hemos trabajado, que responden a las prioridades del Sistema Nacional de Salud e inciden en el ODS 3 de Salud y Bienestar”, apuntó la Ing. Fleitas Estévez.

Igualmente, destacó que la oficina país de la OPS/OMS ha realizado acciones que responden a la agenda 2030 desde la salud pública: “En pos de los esfuerzos mundiales por poner fin al hambre y la malnutrición, hemos aportado en el fortalecimiento de la educación y orientación alimentaria, nutricional e inocuidad de los alimentos, tanto para la familia, como  para el personal de salud. El objetivo es prevenir y reducir los regímenes alimentarios no saludables y potenciar actividades de promoción y comunicación que estimulan la acción intersectorial. Ejemplo de ello son las normas y guías sobre nutrición e inocuidad de los alimentos en Atención Primaria de Salud, la Revista cubana de alimentación y nutrición, los Protocolos de actuación de la Consejería nutricional y el Libro sobre Alimentación, Nutrición y Salud”, amplía la consultora.  

OPS/OMS y el INHEM también han desplegado una estrecha labor en aras de aumentar la capacidad nacional de evaluar y responder a diferentes formas de desnutrición y los peligros alimentarios (ODS 2). Se han desarrollado acciones para la Vigilancia de las Enfermedades Trasmitidas por Alimentos a través de la red nacional de laboratorios y la Inspección Sanitaria, comunicación de riesgos y participación comunitaria, normalización y aseguramiento de la calidad e investigación.

“También sobresale la integración en redes globales y regionales, como el Sistema de vigilancia INFOSAN de la OMS y la Red Interamericana de Análisis de Alimentos, mediante la cual se han implementado sistemas de gestión de la calidad en los laboratorios y se ha fortalecido la cooperación técnica-científica entre los países”, detalló la consultora de OPS/Cuba, quien además resaltó el trabajo realizado con la institución, como Centro Colaborador de la OMS en Vivienda Saludable.

“Esta condición es un valor agregado, no solo para el país, sino para la región, en el avance hacia ciudades y comunidades sostenibles (ODS 11). La Red cubana de vivienda saludable cuenta con 4 nodos provinciales. Se han realizado cursos y seminarios Web regionales, organizados por la Red Interamericana de Vivienda Saludable, que tiene en Cuba su secretariado. Igualmente, se publicó el libro Medio Residencial y Salud”.

Como contribución al ODS 6 sobre agua limpia y saneamiento y el ODS 13 de acciones sobre el clima,  OPS/OMS ha contribuido a la implementación de las normas de calidad del agua en diferentes territorios, así como a la rehabilitación de laboratorios de Calidad del Aire en el INHEM la adquisición de estaciones de monitoreo pasivo y reactivos de laboratorio.

 “La rehabilitación de laboratorios de Calidad del Agua, la evaluación de riesgos ambientales en la población residente en áreas de riesgo -como el Polo Industrial de Cienfuegos-, el Proyecto sobre Desarrollo de capacidades locales de saneamiento en comunidades rurales y la Encuesta GLAAS 2017, conforman el grupo de acciones emprendidas”, acotó la Ing. Ileana Fleitas, quien también señaló la preparación de una propuesta de Proyecto para presentar al  Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) con vistas a fortalecer las capacidades del sector salud en la identificación y manejo de riesgos asociados a las sustancias químicas en Cuba.