ÚNETE: Paternidad responsable en la primera infancia

UNICEF Cuba / 
18.12.2017

Participación de los padres en la crianza y cuidado hijas e hijos puede ser clave para la deconstrucción del patriarcado.

La Habana, - La involucración equitativa de los padres es un tema de justicia social y económica, crucial para el pleno disfrute de los derechos tanto del hombre como de la mujer, y de los niños y las niñas.

Cuando los padres se involucran en las tareas del hogar y la crianza, y sus hijas e hijos los ven en relaciones de igualdad, respetuosas, no violentas con sus madres y otras mujeres, internalizan la idea de que los hombres y las mujeres son iguales, aceptan la igualdad de género y el sentido de autonomía y empoderamiento de las niñas, pasándolo a generaciones futuras.  

Un padre comprometido puede ayudar a proteger a los niños y niñas de la violencia, el abuso y la explotación y asegurar su acceso a la educación y a la salud. Está  demostrado que una mayor involucración del padre en la crianza de sus hijos rompe los ciclos de violencia perpetuados por creencias y actitudes alrededor de la masculinidad y una tolerancia a la violencia.

Darle más elección a la mujer sobre cómo utilizar su tiempo puede reducir su vulnerabilidad y dependencia y puede transformar las relaciones de género- así como permitir una mayor participación en educación, trabajo y vida pública. Una paternidad compartida y comprometida permite a las mujeres y niñas alcanzar su máximo potencial.

Está demostrado que esa involucración integral de los padres antes, durante y después del nacimiento es la que tiene efectos positivos en los comportamientos de salud maternal, el uso de los servicios de salud maternales y para recién nacidos por las mujeres y la involucración y el apoyo de los padres a largo plazo.

Sin embargo, la participación paterna significativa en las actividades educativas de sus hijos continúa siendo un desafío. La Encuesta MICS-5 mostró que en Cuba solo el 18% de los padres de niños y niñas entre 36 a 59 meses participan en el cuidado y educación de sus hijos.

A pesar de que las leyes favorecen la incorporación profesional de la madre, es sobre ellas que recae la carga fundamental del cuidado y la educación de sus hijos.  Esto afecta al pleno de desarrollo toda la familia - la involucramiento equitativo de los padres es crucial para el pleno disfrute de los derechos tanto del hombre como de la mujer, y de los niños y las niñas.

No hay datos nacionales disponibles sobre el nivel de participación paterna en las distintas etapas y espacios de la paternidad: su participación en el programa de planificación familiar, en las consultas prenatales y postnatales o su presencia durante el parto. Del mismo modo, desconocemos su grado de conocimiento y actitudes sobre sus derechos y responsabilidades en estas etapas y espacios, así como la de sus parejas.   Entre 2006 y 2014 solo 125 hombres en todo el país tomaron la licencia paterna -  a pesar de contar con las provisiones legales (de referencia para muchos países de la región y el mundo), diversos factores hacen que los hombres no disfruten de esta prestación.

El cambio que queremos

UNICEF quiere contribuir a que los actuales y futuros padres y madres cuenten con toda la información necesaria sobre sus derechos, sus obligaciones y beneficios y conozcan y se incremente la demanda de servicios y espacios relacionados con el ejercicio de una paternidad plena como derecho, desde la gestación y para toda la vida. 

La iniciativa por una paternidad responsable ayuda a promover cambios sociales y de comportamiento sostenidos a través del estímulo del interés de los hombres e informándoles sobre sus derechos y obligaciones, así como sobre el impacto positivo de su contribución a su propio bienestar y desarrollo, al de sus hijos y su pareja.  Así mismo, la iniciativa contribuirá a la deconstrucción de estereotipos de género cuando se interactúe y crie a niños y niñas, y proveerá herramientas prácticas para el ejercicio una paternidad responsable.

UNICEF, junto a sus aliados y colaboradores específicos, está insertándose en formas y canales innovadoras a través de las cuales involucrar a los hombres en las responsabilidades y beneficios del cuidado de su pareja y sus hijos a través de la capacitación de las instituciones para el incremento de la demanda de servicios y la abogacía.

Acompañando en Cuba

La paternidad responsable es una parte integral de las prioridades programáticas de UNICEF en Cuba, dentro del componente de educación.  UNICEF ha estado apoyando el programa de base comunitaria Educa a tu Hijo desde los años 90.  El programa está construido en tres elementos esenciales que reflejan el abordaje integral cubano del desarrollo de la primera infancia: familia, comunidad y enfoque multisectorial.

Las familias son la población meta inmediata del programa, a las que se capacita y prepara para que mejoren sus habilidades como padres y puedan llevar a cabo actividades educativas estimulantes en la casa. Al mismo tiempo, las familias son directamente responsables de los resultados del programa, ya que son los responsables de implementar las actividades que promueven el desarrollo durante la infancia. 

En los últimos años, se han observado cambios de comportamiento en las familias que participan en el programa: se han vuelto protagonistas activas en el desarrollo de sus hijos e hijas y han adoptado prácticas más seguras y amigables de crianza.  A través de los años, han adquirido mayor conciencia sobre la importancia del estímulo en los primeros años de vida para que alcanzar un desarrollo integral.  Más allá de la concienciación, los padres cuentan con una mejor preparación y un mayor compromiso en tener un rol en el desarrollo de la primera infancia.

A pesar de que el programa desde sus comienzos ha estado dirigido a las familias en su totalidad, las madres continúan siendo las más representados en el programa: solo el 18% de los padres de niños y niñas entre 36 a 59 meses participan en el cuidado y educación de sus hijos (MICS-5, 2014).

Comunicación para el desarrollo

La iniciativa aspira a llegar al total de la población meta a través del programa Educa a tu Hijo, los círculos infantiles, spots en medios masivos, desarrollo y difusión de materiales para atención primaria de salud  en planificación familiar o consultas prenatales, talleres de capacitación y sensibilización en comunidades piloto, así como canales de difusión offline (el Paquete, la Mochila) u online (Cuba Educa o Google Play)

La actual iniciativa de comunicación para el desarrollo aborda dos de las tres prioridades temáticas destacadas en el Plan de Acción de Género de UNICEF:

Comunidades y sistemas sensibles al género: reconoce que los hombres pueden estar desalentados de asumir roles de paternidad responsable o de apoyo a las mujeres y niños y niñas debido a normas de género y que los hombres trabajadores desincentivan la valoración  o la práctica de responsabilidades de cuidado.

Resultados de Igualdad de Género para la Vida y Socialización de Niños y Niñas: enfatiza la necesidad de apoyar a los niños y niñas a crecer con roles y prácticas más equitativas, ayudando a dar forma a la nueva generación de madres y padres, para quienes la igualdad de género debería ser la norma en vez de la excepción.