Foto: Radio Baracoa

Continúa acercamiento a familias de Mata-Guandao dañadas por Matthew

31.03.2017

Además de capacitarlas, unas 2,000 familias de las nueve comunidades de Mata Guandao han sido beneficiadas con artículos de higiene, del hogar y para el almacenamientoseguro  de agua

Un taller de sensibilización entre pobladores del Consejo Popular Mata-Guandao tuvo lugar este miércoles en esa zona rural de Baracoa, como parte de un proyecto que busca mejorar las condiciones básicas de vida de las familias afectadas por el huracán Matthew en este municipio.

El espacio propició el intercambio en la localidad de Mariana sobre cómo mejorar la calidad de vida a partir de métodos sencillos como la purificación del agua, el cuidado del entorno para la eliminación de los criaderos de mosquitos, el lavado de manos, la responsabilidad de los distintos miembros de la familia en estos procesos o los impactos que tuvo el fenómeno hidrometereológico en las cotidianidades de mujeres y hombres.

 


En el taller participaron Cristina Claire Lavorí, presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas en Baracoa, Annia Navarro Furones, representante principal de la Cruz Roja en el municipio, y Lizandra Frómeta, sicóloga y facilitadora de la Dirección Municipal de Salud.

Esta labor, que extiende a las comunidades Barigua y Boca de Yumurí el diálogo sobre agua segura, hábitos saludables de higiene, vulnerabilidades y capacidades de los territorios, se desarrolla con enfoque de equidad de género mediante intercambios facilitados por la Cruz Roja y las autoridades locales, como complemento del proyecto que acompaña en el territorio la organización Oxfam.

El programa entregó en una primera fase a las 2000 familias de las nueve comunidades de Mata-Guandao una lona de plástico para protegerse de la intemperie, artículos de higiene, mosquiteros, colchones, filtros y tanques de agua de 250 litros, bidones de plástico y pastillas potabilizadoras que permitirán el acceso a agua debidamente tratada por un periodo de seis meses, proceso que también alcanzó a los núcleos de Rosa de Mata, en Jamal.

 

Una segunda etapa contempla la rehabilitación de 500 techos de hasta 70 metros cuadrados, y en este caso los criterios de selección de las familias beneficiadas combinan aspectos técnicos y sociales compartidos por las autoridades locales: las cubiertas serán colocadas en viviendas de tipología 3, con paredes resistentes para garantizar su sostenibilidad y durabilidad.
Asimismo, se priorizarán familias numerosas o con mujeres jefas de hogar, personas con discapacidad y de la tercera edad.