Cuba en el Informe sobre Desarrollo Humano 2013

14.03.2013

Comunicado de prensa

Los países del Sur han logrado notables avances en desarrollo humano, sostiene el Informe sobre Desarrollo Humano 2013

  • El Sur floreciente está elaborando una agenda social y de reducción de la pobreza más amplia, donde las políticas para abordar desigualdades, fallas institucionales, barreras sociales y vulnerabilidades personales se han vuelto tan importantes como la promoción del crecimiento económico.
  • Más de 40 países en desarrollo en el mundo han logrado rápidos avances en desarrollo humano en los últimos años, por medio de una inversión pública sostenida en educación, salud y otros programas sociales, y de una integración estratégica con la economía mundial.
  • El Índice de Desarrollo Humano es una medida para evaluar el progreso de largo plazo en dimensiones clave del desarrollo humano, principalmente en salud, educación y bienestar material. Cuba se clasifica en la posición 59 a nivel mundial, y se encuentra en la categoría de desarrollo humano alto, con un valor del IDH de 0,780 en 2012.

Ciudad de México, 14 de marzo.El Informe sobre Desarrollo Humano 2013, "El ascenso del Sur: Progreso humano en un mundo diverso", fue presentado hoy en la Ciudad de México por Helen Clark, administradora del PNUD, y el presidente mexicano Enrique Peña Nieto. El Informe analiza más de 40 países en desarrollo que han logrado rápidos avances en desarrollo humano en los últimos años, por medio de una inversión pública sostenida en educación, salud y otros programas sociales, y de una integración estratégica con la economía mundial.

El Informe 2013 muestra los valores y las clasificaciones del Índice de Desarrollo Humano (IDH) para 187 países y territorios reconocidos por la ONU. Cuba se clasifica en el puesto 59 y se encuentra entre los países con índice de desarrollo alto. Mediante el uso de datos y metodología actualizados, la clasificación de Cuba entre 2011 y 2012 se mantuvo en el mismo puesto y su valor del IDH incrementó un 0,002.

El Informe consigna que Cuba logró un progreso notable en desarrollo humano y un incremento de su valor de IDH, que pasó de ser 0,690 en 2000 a 0,780 en 2012. Esto se traduce en un crecimiento del 13 % o en una tasa promedio anual de crecimiento del 1,02 %. Cuba continúa clasificándose por encima de Panamá y México, aunque su Ingreso Nacional Bruto (INB) per cápita es inferior a la mitad del INB de los países mencionados. La alta clasificación de Cuba según su IDH se ha logrado a lo largo del tiempo mediante altos niveles de inversión en salud y educación.

A pesar de que es posible encontrar que en la edición 2011 del informe Cuba se encontraba en la posición 51 de 187 países ese año, es técnicamente incorrecto comparar valores y clasificaciones actuales con aquellos publicados en ediciones previas, ya que los datos necesarios para los cálculos del año en curso, y de los años anteriores, se actualizan por completo en cada nueva edición. La Tabla 2 del Anexo estadístico del Informe 2013 presenta los ocho puntos de la serie temporal de valores del HDI desde 1980, concretamente para 1980, 1990, 2000, 2005, 2007, 2010, 2011 y 2012, para todos los países sobre los que, al 15 de octubre de 2012, había datos consistentes.

 "[U]n mensaje clave incluido en este Informe sobre Desarrollo Humano y en anteriores es que el crecimiento económico por sí solo no se traduce automáticamente en el progreso del desarrollo humano", señala la administradora del PNUD, Helen Clark, en el Prólogo del Informe. "Políticas a favor de los pobres e inversiones significativas en las capacidades de las personas (mediante un enfoque en educación, nutrición, salud y habilidades de empleo) pueden expandir el acceso al trabajo digno y brindar un progreso sostenido".

 

El ascenso del Sur

Hong Kong, Letonia, la República de Corea, Singapur y Lituania mostraron la máxima mejora del IDH en un lapso de 12 años en el grupo de desarrollo humano muy alto; Argelia, Kazajistán, Irán, Venezuela y Cuba fueron los cinco países en el grupo de desarrollo humano alto que presentaron mayor crecimiento en el IDH; por último, Timor Oriental, Camboya, Ghana, la República Democrática Popular Lao y Mongolia ocuparon los primeros puestos de crecimiento del IDH en el grupo de países de desarrollo humano medio.

"En las últimas décadas, países de todo el mundo han convergido en niveles más elevados de desarrollo humano", indica el Informe 2013. "Se han observado mejoras notorias de todos los componentes del IDH en todos los grupos y regiones, con un mayor progreso en los países con un IDH bajo y medio. Sobre esta base, se considera que el mundo es cada vez más equitativo".

Según el IDH 2013, países en América Latina y el Caribe, incluyendo a Cuba, han logrado avances sostenidos en el desarrollo humano desde 2000. El documento describe los impulsores específicos de la transformación del desarrollo y sugiere prioridades de política futuras que podrían ayudar a sostener este impulso. "[E]l Sur floreciente está elaborando una agenda social y de reducción de la pobreza más amplia, donde las políticas para abordar desigualdades, fallas institucionales, barreras sociales y vulnerabilidades personales se han vuelto tan importantes como la promoción del crecimiento económico".

 

El progreso sostenido de Cuba en el IDH

El IDH 2012 de Cuba de 0,780 se encuentra por encima del promedio de 0,741 de América Latina y el Caribe, y por encima del promedio de 0,758 de los países del grupo con desarrollo humano alto.

Con respecto al aumento del valor del IDH en la última década, Cuba se clasifica en segundo lugar en la región, con un crecimiento anual de 1,02% en el IDH entre 2000 y 2012, un valor mayor que el crecimiento anual promedio en la región.

El Informe 2013 también incluye medidas del progreso en materia de asistencia escolar, esperanza de vida y crecimiento de ingreso per cápita. En Cuba, entre 1980 y 2012, los años promedio de escolaridad aumentaron en 3,7 años, los años esperados de escolaridad se incrementaron en 4,1 años y la esperanza de vida al nacer creció 5,8 años. El INB per cápita, por su parte, aumentó cerca del 97 por ciento entre 1980 y 2012.

 “Tanto para las sociedades como para las personas, la clave no radica en el proceso de maximización de la riqueza, sino en la elección que realicen para transformar los ingresos en desarrollo humano”, indica el Informe, e ilustra el éxito de los países en este aspecto, medido como la máxima diferencia positiva entre su clasificación según INB per cápita y su clasificación según IDH. Cuba encabeza la lista de los cinco primeros países con una clasificación superior en IDH que en ingreso nacional bruto per cápita durante 2012, dentro del grupo de desarrollo humano alto (véase la página 27 del Informe).

 

Sobre los datos

La Oficina encargada del Informe sobre Desarrollo Humano obtiene los datos necesarios para la construcción de sus índices de otras organizaciones internacionales, las cuales a su vez se encargan de recopilar y armonizar los datos que les son provistos por diferentes países. La Oficina encargada del Informe recalcula la serie completa de índices cada año para capturar las actualizaciones de datos nacionales o internacionales que se han llevado a cabo. Por ejemplo, los datos de población y esperanza de vida utilizados en el Informe provienen de la Revisión 2010 de las Perspectivas de la Población Mundial. Estos cálculos se informan mediante tasas de mortalidad infantil actualizadas. Asimismo, se ha actualizado ligeramente a la baja el cálculo de los años esperados de escolaridad debido a la existencia de nuevos datos de población para el grupo de referencia. Estas actualizaciones también explican los cambios en la clasificaciones 2011 para otros países.

La Oficina encargada del Informe ha recibido con satisfacción el hecho de que Cuba se haya sumado a los esfuerzos mundiales para calcular los datos de ingresos nacionales de manera que se puedan comparar a nivel internacional, mediante su participación en el Programa de Comparación Internacional, a través del que se calcula el INB en términos de paridad de poder adquisitivo. Esto afianzará la base para el cálculo del IDH de Cuba en los próximos años.