IGECSA se viste de naranja

Dalia Acosta/Naciones Unidas en Cuba / 
19.08.2015

Iniciativa del sector agropecuario con apoyo del PNUD se suma a las acciones de la Campaña ÚNETE.

La Habana.- IGECSA, primera experiencia demostrativa de un Sistema de Gestión con Igualdad de Género en Cuba, se suma a los actores sociales nacionales que reiteran su compromiso con la promoción de la no violencia por motivos de género a través de acciones cotidianas y de iniciativas de activismo vinculadas al Día Naranja.
Con la cercanía de un nuevo día 25, la Oficial Nacional para la Atención a los Temas de Género del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Cuba destacó cómo todas las entidades nacionales involucradas en el modelo están comprometidas en el impulso de acciones sistemáticas que tributan a la Campaña ÚNETE del Secretario General.
“Entre los indicadores que miden los actores sociales participantes están que no existan malos tratos, violencia verbal, física o acoso”, resaltó Inalvis Rodríguez para explicar las razones por las que IGECSA (Igualdad de Género para la Gestión con calidad de la Seguridad Alimentaria) se suma a las acciones de la campaña para poner fin a la violencia contra las mujeres en Cuba.
En 2014, varios integrantes de IGECSA firmaron el compromiso de la Campaña ÚNETE “Empresas ponen fin a la violencia contra las mujeres” durante el Segundo Foro Regional de Empresas por la Igualdad de Género, celebrado en Colombia con el apoyo del PNUD.
Casi un año después, el Día Naranja estuvo presente en un taller participativo realizado en la provincia central de Santi Spíritus con la finalidad de construir una sistematización del camino recorrido, analizar las lecciones aprendidas durante el proceso en curso e identificar los desafíos actuales.
Implementado en el país con la participación del Ministerio de la Agricultura, la Federación de Mujeres Cubanas y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños y el acompañamiento del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), IGECSA se distingue de similares iniciativas latinoamericanas por su carácter sectorial, su desarrollo en el ámbito agropecuario y a nivel local, y su enfoque participativo.
“IGECSA se implementa en un sector prioritario para Cuba que contribuye a la seguridad alimentaria. Es un sector percibido como masculino y con desafíos de igualdad de género. Trabaja en espacios donde es más difícil visualizar y desmontar estereotipos sexistas y patrones socioculturales heredados del sistema patriarcal”, afirmó el 27 de junio la Representante Residente en Cuba del PNUD, Myrta Kaulard.
Durante el acto de entrega a siete entidades nacionales del reconocimiento Primer Nivel de IGECSA “Nos comprometemos con la Igualdad”, Kaulard destacó, además, “el diálogo y aprendizaje resultante del trabajo conjunto de actores diversos, que se apropiaron de IGECSA, así como “el carácter participativo” desde el primer momento. “Fue participativa la construcción del modelo y los documentos; así como la realización del diagnóstico, de los planes de acción, e incluso la auditoría de género”, resaltó.
Al combinar las lógicas de la igualdad de género y la gestión empresarial con calidad, la experiencia pretende contribuir a la seguridad alimentaria y a la disminución de las brechas de género en entidades del sector agropecuario a través de la implementación participativa de un sistema de gestión con equidad de género.