Foto: Mario Muñoz/Naciones Unidas en Cuba

Nueva Agenda Urbana y Desarrollo Sostenible centran Convención en Cuba sobre Ordenamiento Territorial y Urbanismo

Mario Muñoz/SNU en Cuba / 
02.10.2018

En el evento participan cerca de 400 especialistas, en representación de 12 países.

La Habana.-El impacto de la Nueva Agenda Urbana (NAU) y la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), centraron las intervenciones en la inauguración de la XVI Convención Internacional de Ordenamiento Territorial y Urbanismo, que comenzó este martes y se extenderá hasta el viernes en el Palacio de Convenciones de esta ciudad.

A la inauguración asistieron Samuel Rodiles Planas, presidente del Instituto de Planificación Física (IPF); René Mesa Villafaña, Ministro de la Construcción; el General Ramón Pardo Guerra, Jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil; Reynaldo García Zapata, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular en La Habana; y Julio Camacho Aguilera, Director de la Oficina para el Desarrollo Integral de la Península de Guanahacabibes.

En el evento participan cerca de 400 planificadores regionales, urbanistas, diseñadores, docentes, académicos, investigadores, ambientalistas, especialistas en patrimonio construido y natural, cartógrafos, sociólogos, juristas y estudiantes, en representación de 12 países.

En la apertura de la Convención, Reinaldo García Zapata, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular en La Habana, dio la bienvenida a los participantes en el encuentro, se refirió a la importancia del mismo para la capital de todos los cubanos y la ciudad más poblada del país, con grandes desafíos en temas de ordenamiento territorial y urbanismo.

Significó que en estos momentos se implementa un amplio programa de desarrollo integral de la ciudad, en aras de que arribe a sus 500 años de fundada más remozada, ordenada y limpia.

Por su parte, Consuelo Vidal-Bruce, coordinadora residente del Sistema de las Naciones Unidas en Cuba, advirtió que el ordenamiento territorial y el urbanismo son desafíos claves para el mundo de hoy, que ha experimentado un crecimiento urbano sin precedentes.

“Actualmente, el 55 % de las personas en el mundo vive en ciudades. Según un nuevo informe de Naciones Unidas, se estima que esta proporción crecerá un 13 % más de cara a 2050, por lo que el desarrollo sostenible dependerá cada vez más de que se gestione de forma apropiada el crecimiento urbano, especialmente en los países de ingresos medios y bajos”, señaló.

Vidal-Bruce llamó la atención que en Cuba, el 76% de la población vive en las ciudades y, según las proyecciones nacionales, ese número también debe aumentar en los próximos años.

Subrayó que “la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, marco internacional de acción y cooperación para el desarrollo, ha tenido en cuenta esta prioridad y así el aspecto territorial y el desarrollo local tienen impacto en más de las dos terceras partes de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

La máxima representante de Naciones Unidas en Cuba destacó que el Objetivo 11, lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles, es esencial para el cumplimiento de este Plan de acción global, y es definitorio en la implementación de la Nueva Agenda Urbana.

Por otra parte, el Objetivo 9, también de vital importancia para este evento, llama a Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación, “una prioridad que nos recuerda las graves afectaciones provocadas por continuos fenómenos naturales extremos al fondo habitacional y a la infraestructura económica y social del país, y la necesidad de construcciones resilientes”, indicó.

La Coordinadora Residente del SNU en Cuba felicitó al Instituto de Planificación Física, de Cuba, ganador de la prestigiosa distinción “Pergamino de Honor”, que otorga ONU Hábitat,  por la presentación del Plan de Acción Nacional para la implementación de la Nueva Agenda Urbana en Cuba 2017– 2036.

“Nos complace que ONU Hábitat haya acompañado a Cuba en la elaboración del Plan de Acción encaminado al fortalecimiento del ordenamiento territorial, urbanístico y de la gestión del suelo que permita a su vez implementar la Nueva Agenda Urbana”, comentó.

En su intervención, Consuelo Vidal-Bruce compartió algunos ejemplos sobre como diferentes agencias de las Naciones Unidas, en diálogo con las instituciones nacionales y locales, vienen apoyando diferentes proyectos y programas en áreas como el desarrollo territorial, medio ambiente, resiliencia urbana, la gestión de riesgo de desastres y la protección del patrimonio.

Agradeció al IPF por la oportunidad que brinda el evento para compartir, junto a las contrapartes cubanas, los resultados que se vienen obteniendo a través de la Plataforma Articulada para el Desarrollo Integral, PADIT, vinculados a una mejor planificación estratégica para los  Gobiernos locales y la medición del desarrollo territorial.

Al finalizar, reiteró la disposición del “Sistema de las Naciones Unidas en seguir acompañando al Gobierno cubano en  sus planes de ordenamiento territorial y de urbanismo en apoyo a la implementación de la Nueva Agenda Urbana y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, herramientas fundamentales para alcanzar el objetivo mayor de la Agenda 2030: que nadie quede atrás”.

LA NUEVA AGENDA URBANA

Durante la inauguración del evento, el Presidente del IPF recordó  que “El ordenamiento territorial y el urbanismo en apoyo a la implementación de la Nueva Agenda Urbana y el desarrollo sostenible”, tema central del evento, es vital para el cumplimiento de los compromisos globales contraídos por la mayoría de los países del mundo a través de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible; los acuerdos de Sendai sobre la Reducción de Riesgos de Desastres del 2015; la Convención Marco para el Cambio Climático de París del 2015; y la Nueva Agenda Urbana, impulsada en la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Asentamientos Humanos, Hábitat III, en Quito, en octubre de 2016, y formalmente adoptada por la Asamblea General de Naciones Unidas en diciembre de 2016.

Puntualizó que “estos compromisos están inequívocamente dirigidos al uso racional de los recursos, la elevación de la calidad de vida, la reducción de la pobreza, la preservación del planeta, la resiliencia urbana, la participación ciudadana, el desarrollo local, el uso de las energías renovables, la integralidad, la valoración de lo patrimonial, todos apuntando a los aspectos económicos, sociales, ambientales y jurídicos como pilares del desarrollo”.

Samuel Rodiles Planas explicó que la Nueva Agenda Urbana es una guía para orientar los esfuerzos en materia de desarrollo del territorio y las ciudades para los próximos 20 años. Acordada por más de 190 países, procura crear un vínculo de refuerzo recíproco entre urbanización y desarrollo socioeconómico, como vehículo paralelo para alcanzar un modelo de desarrollo sustentable. Ahora bien, la agenda no es vinculante; su implementación efectiva depende de los países que la han suscrito y sus ciudades.

Durante la primera jornada, fue proyecto un video mensaje de la Directora Ejecutiva de ONU Habitat, Maimunah Mohd Sharif, a los asistentes a la XVI Convención Internacional de Ordenamiento Territorial y Urbanismo.

Pablo Vaggione, coordinador de ONU-Hábitat para México y Cuba, subrayó que “hablamos de planes para 2030 como si se tratará del 2300, cuando apenas nos quedan 12 años por delante. Es verdad que es un momento de oportunidades para las ciudades con la agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y la Nueva Agenda Urbana, pero hay que actuar con prontitud”, indicó.

Se refirió a la necesidad de vincular las políticas orientativas nacionales a la operacionalización local; desarrollar capacidades técnicas e institucionales a todos los niveles, pero especialmente en el ámbito local; “y es imprescindible aprender haciendo”, reiteró.

El alto funcionario del Programa de Naciones Unidos para los Asentamientos Humanos en Cuba (ONU Hábitat) destacó el papel de Cuba como pionera en la implementación de la NAU, y resaltó que su puesta en práctica permitirá incidir en los municipios para desarrollar capacidades que conduzcan a llevar los planes a proyectos de desarrollo. En tal sentido, se refirió a las positivas experiencias de los talleres de priorización de proyectos para la implementación de los planes de Ordenamiento Urbano de La Habana y Baracoa.

OBJETIVOS DE LA CONVENCIÓN

  • Reunir a expertos y representantes de organizaciones de diferentes perfiles, con intereses comunes alrededor del ordenamiento territorial y el urbanismo, para confrontar ideas, métodos e instrumentos de planeamiento; compartir experiencias en estos campos, tanto aciertos como desaciertos, en las diversas escalas y ámbitos del planeamiento, la gestión, el control y la evaluación de las propuestas para un espacio, donde se deben conjugar lo ambiental, lo económico, lo social, lo cultural y lo jurídico, con el hombre en el centro de ese accionar.
  • Alcanzar formas de aproximación a las metas asumidas por cada país para cumplir los Objetivos de la Nueva Agenda Urbana y el Desarrollo Sostenible; con el desarrollo local y la gobernabilidad; la reducción de riesgos de desastres; la conservación de la biodiversidad; la adaptación y mitigación ante el cambio climático; entre otros.
  • Conocer experiencias en la investigación del uso del espacio para promover el desarrollo territorial sostenible y en la capacitación en estudios de grado y postgrado de los especialistas que se incorporan a la práctica del ordenamiento territorial y el urbanismo.

Más información:

Video mensaje de la Directora Ejecutiva de ONU Habitat, Maimunah Mohd Sharif, a los asistentes a la XVI Convención Internacional de Ordenamiento Territorial y Urbanismo.

IPF recibe Pergamino de Honor por el Plan de Acción Nacional para la implementación de la Nueva Agenda Urbana en Cuba 2017-2036

¿Cómo debe ser la ciudad del futuro?

ONU-Habitat presenta Herramienta para la implementación de la Nueva Agenda Urbana en Cuba

ONU-HABITAT apoya la implementación de la Nueva Agenda Urbana en Cuba