Foto: FANJ-CISP-OCR

Suelos dañados por Matthew se benefician con medidas de conservación y mejoramiento

Con información de Granma / 
31.05.2017

Unas 79,000 hectáreas de cultivos y 53,500 del patrimonio forestal, incluidos árboles frutales, sufrieron graves daños.

GUANTÁNAMO.– Áreas cafetaleras, cacaoteras y forestales, sobre todo en los municipios de Baracoa y Maisí, los más perjudicados por el huracán Matthew forman parte de las más de 8,500 hectáreas beneficiadas con medidas de conservación y mejoramiento de suelo en la oriental provincia de Guantánamo entre 2016 y los primeros cuatro meses del actual.

 

Bosque de galeria descopado y desfoliado

De acuerdo con declaraciones a la prensa de Teudy Limeres Jiménez, director provincial de Suelos, entre las principales medidas de mejoramiento de suelo empleadas están la aplicación de humus de lombriz, compost y otros abonos orgánicos, así como la rectificación de canales de drenaje, esencialmente en zonas agrícolas del valle de Guantánamo, incluyendo cañeras.

Entre las prácticas de conservación más usadas en las 6,430 hectáreas favorecidas en 2016 y 2,081 en los cuatro primeros meses de este año se incluyen la corrección de cárcavas, siembra en contorno y de cobertura vegetal, además de la construcción de barreras vivas y muertas.

Del área total beneficiada buena parte corresponde al periodo posterior al paso del huracán Matthew, el que exigió aplicar medidas sencillas de conservación como el acordonamiento de los restos de los árboles derribados por el meteoro, puntualizó Antonio de Jesús Leyva Granado, especialista de suelos.

Con esta última medida fueron socorridas fundamentalmente áreas cafetaleras, cacaoteras y forestales, sobre todo en los municipios de Baracoa y Maisí, los más perjudicados por el fenómeno hidrometeorológico.

Tras el evento meteorológico, el Ministerio de la Agricultura confirmó el severo impacto de Matthew en la provincia de Guantánamo, donde 79,000 hectáreas de cultivos y 53,500 del patrimonio forestal, incluidos árboles frutales, sufrieron graves daños.

En Guantánamo exhiben un trabajo sostenido los polígonos demostrativos para la conservación de suelos, aguas y bosques de Tumbalavana y el de Arenal, este último en las serranías del municipio de Yateras, y se labora en la creación de otros.

El desarrollo del programa de conservación y mejoramiento de suelos es respaldado en todo el país por un financiamiento estatal millonario. De acuerdo con el directivo, solo en esta oriental provincia durante el pasado año fueron erogados cuatro millones 294,000 pesos para tal propósito.