Foto: Abel Castro Sablón/Tomado de Radio Angulo

Frank País: un mundo nuevo

Abel Castro Sablón/Tomado de Radio Angulo / 
13.03.2018

El municipio fue anfitrión de una feria expositiva de servicios a la producción agrícola, auspiciada por las autoridades locales y con el apoyo del PMA.

El municipio de Frank País era casi un mito para mí. Salvo una vez cuando muy niño en que lo visité y de lo cual no tengo recuerdos, nunca más había estado allí. Escuchaba hablar de él como un lugar intrincado, casi muerto. Pero una realidad sorprendió mis ojos al llegar: a pesar de lo intrincado, el lugar parecía lleno de vida y la gente se mostraba curiosa ante lo que estaba sucediendo.

El territorio, que se encuentra ubicado al Noreste de la provincia de Holguín y tiene una extensión territorial de 512,36 km², era anfitrión de una feria expositiva de servicios a la producción agrícola, auspiciada por las autoridades locales y con el apoyo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), como parte del cumplimiento del Programa de País que se desarrolla en Cuba.

El objetivo fundamental de dicha feria era conseguir un acercamiento entre las diversas formas productivas y las entidades que producen servicios o bienes materiales, que puedan tributar a una mayor y mejor producción de alimentos en el municipio, especialmente de frijoles.

El encuentro sirvió de intercambio entre diversas empresas y formas productivas las cuales, de manera recíproca, fueron estableciendo relaciones comerciales y obtuvieron información sobre diversos servicios que desconocían y que les resultan muy provechosos en su labor.

Entre las disímiles entidades presentes figuraban el Banco de Crédito y Comercio (BANDEC), la Universidad Municipal, el Taller Mecánico de la Empresa Agropecuaria Municipal y la Empresa de Suministros del Grupo Empresarial de Logística del Ministerio de la Agricultura (GELMA), entre otros.

Del crédito a la prevención de desastres naturales

La avenida central fue cerrada por una cinta de seguridad. Según los pobladores, era la primera vez que veían hacer eso. Dentro del perímetro señalado, los stands repletos de artículos e información exponían a curiosos e interesados lo que tenían que ofrecer cada una de las empresas allí presentes.

La intervención de los representantes del Banco de Crédito y Comercio (BANDEC) levantó mucho interés por parte de las formas productivas, ya que de esta manera conocieron los diversos procedimientos necesarios para obtener créditos, así como la política para poder contratar el servicio de seguros sobre las producciones.

Muchas dudas al respecto fueron evacuadas durante el encuentro y los productores se mostraron satisfechos con la información adquirida, al igual que mejoraron su cultura sobre la política bancaria, tanto para personas naturales como jurídicas.

Uno de los intercambios más llamativos fue el sostenido con el Centro Universitario Municipal, donde se dieron a conocer múltiples proyectos de desarrollo local realizados por la institución, no solo desde el punto de vista científico, sino también social.

Se reveló una carpeta de investigaciones realizadas en relación con el desarrollo agrícola y en la cual muchas cooperativas se mostraron interesadas en aplicarlas. De esta manera se cumplió el objetivo primario del encuentro: la vinculación al sector agrícola del polo científico.

El centro universitario ha egresado a más de 60 Ingenieros Agrónomos, pero además realiza planes de capacitación a las formas productivas y también tiene proyectos para el enriquecimiento espiritual y cultural de los pobladores.

Este intercambio fue en extremo beneficioso para todos, ya que permitió, por un lado, el conocimiento de disímiles investigaciones de Pre y Postgrado que tributan al desarrollo agrícola y, por otro lado, la concreción de dichos proyectos en el plano práctico, es decir, el cierre del ciclo investigativo.

La representación de GELMA expuso diversos productos de alta demanda, como los medios de protección y elementos de corte (machetes, etc.). También el encuentro fue propicio para dar salida a varios bienes materiales de lento movimiento y que tuvieron buena acogida.

El Taller Mecánico de la Empresa Agropecuaria aprovechó la coyuntura para mostrar una alta gama de servicios, que les resultaron muy interesantes a los productores. Especialmente aquellos brindados a precios asequibles por el parque de tractores que poseen.

También ofertaron servicios de tornería, afilado de útiles de corte, reparaciones de piezas para todo tipo de transporte; servicio de soldadura y fabricación de piezas, así como diversas innovaciones para ejes de carga en tractores YUMZ-6 y MTZ-80.

Otra de las exposiciones interesantes y novedosas fue la presentada por el Centro Meteorológico Provincial, el cual mostró una cara diferente, más allá del acostumbrado Parte de pronósticos.

Las formas productivas conocieron muchos servicios prestados por esta entidad, como parte del cumplimiento del componente tres del Programa de País: Fortalecimiento de la resiliencia de las comunidades, la gestión de riesgo de desastres y las capacidades de adaptación al cambio climático a nivel local, que también se inserta dentro de la Tarea Vida.

Los principales servicios del Centro Meteorológico radican en tres áreas: Servicios Climáticos, Agroclimáticos y de Pronóstico del Tiempo. Las demandas pueden recaer en la solicitud de certificaciones por afectaciones de eventos meteorológicos; caracterizaciones climáticas de la zona; estudios de tendencias y variaciones del clima; zonificación agroclimática para diferentes cultivos, así como diversos estudios que pueden favorecer el desarrollo agrícola.

El Programa Mundial de Alimentos a la vanguardia

Como parte del cumplimiento del Programa de País, que actualmente se desarrolla en cuatro municipios de la provincia holguinera, se hace énfasis particular en el cultivo del frijol, que garantiza la realización del componente uno de dicho plan: el apoyo a los programas de protección social relacionados con la seguridad alimentaria y la nutrición. Los municipios donde se ejecuta este plan en Holguín son: Urbano Noris, Báguanos, Cacocum y Frank País.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha mostrado mucho interés en el desarrollo de estos componentes en los mencionados territorios y ha elaborado, además, diversos planes que contribuyan al cumplimiento de los mismos, como el proyecto del cereal Chispitas, para niños con anemia o signos de desnutrición.

El municipio de Frank País implementó en una primera etapa, iniciada en 2015, la cosecha de 23 tipos de frijol, de los cuales solo se mantuvieron seis, por ser los de mayores rendimientos y adaptabilidad a las condiciones del territorio.

El PMA ha potenciado el trabajo agrícola con la entrega de medios materiales y tecnología para mejorar las producciones, aprovechando los mecanismos creados por el Estado para llegar más directamente a las formas productivas; una de sus ideas más creativas y beneficiosas es precisamente esta feria de servicios.

Ramón Vilches Rodríguez, campesino de la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Mario Surí, afirmó: “la feria nos proporciona conocimientos y podemos actualizarnos sobre cómo se comportan los servicios, el transporte y otros elementos necesarios para facilitar el trabajo. A través de la ayuda que nos dan con el equipamiento, ya el hombre no se sacrifica, o sea, que se humaniza el trabajo”.

Yoanklis Jiménez, delegado municipal de la Agricultura en Frank País, reconoció la labor del Programa Mundial de Alimentos: “su apoyo tiene un efecto muy favorable, ya que a través de ellos también accedemos a un grupo de tecnologías y recursos a precios asequibles que llegan con mayor facilidad a los productores”.

El PMA también se ha interesado por el tema de la equidad de género y trabaja para fomentar la vinculación de la mujer a las labores productivas, ya que en el municipio de Frank País la inmensa mayoría de los afiliados a estas actividades son hombres.

Marisol Barrientos García, campesina de la CCS Mario Surí, es un ejemplo del trabajo del PMA en materia de género: “yo estoy vinculada al Programa Mundial de Alimentos, el cual me ha facilitado herramientas para el riego del frijol, el maíz y otros cultivos. Siempre nos tienen presentes y nos brindan mucha atención”.

A río revuelto, ganancia de todos

Yoanklis Jiménez, delegado municipal de la Agricultura en Frank País, valoró de muy positiva la feria “porque se acercan todos los servicios al productor, para que tenga más facilidades por parte de las entidades que influyen en la cadena productiva, y pueda elevar los rendimientos agrícolas”.

“Tenemos como estrategia hacer un resumen trimestral de lo que va ocurriendo con los productores y los servicios, y realizar esta feria semestralmente. Incluso tenemos la idea de llevarla a los consejos populares donde están ubicados estos productores”, agregó Jiménez.

Este tipo de experiencia es una excelente idea como paso de avance económico y social. La confluencia de diversos organismos y los productores permite que se pueda establecer un sistema de trabajo más completo y eficiente. Esto tributará mayores y mejores dividendos en el ámbito productivo y de la alimentación de la población.

Augusto Batista Lara, presidente de la CCS Mario Surí: “creo que la feria fue bastante buena, pues nos dio a conocer muchas cosas que tenemos en el municipio y que no las conocíamos. Creo que debería repetirse de forma periódica, porque hay cierta tecnología y ciertos servicios que nos pueden prestar las entidades y no tienen mucha divulgación. Esto nos favorece porque ponemos en contacto a los productores con aquellos que poseen tecnología y herramientas que les pueden ser útiles”.

Una de las tareas que se ha propuesto el municipio de Frank País es lograr la autosuficiencia alimentaria, ya que es un territorio eminentemente agrícola. Para ello, resulta vital la vinculación de todas las formas productivas a las entidades que pueden tributarles servicios, así como su interrelación.

También es más efectivo llevar la feria a estas comunidades, pues no siempre existe la posibilidad de que las formas productivas puedan llegar hasta el Recinto Ferial, en la cabecera provincial, para buscar lo que necesitan o encontrarse de casualidad algo que les pueda ayudar a optimizar su labor. De esta forma es más accesible.

Tras la realización de la feria, la experiencia puede catalogarse de exitosa, ya que se cumplió el objetivo de acercar a las formas productivas y las diversas entidades que pueden tributarles para un mejor trabajo. Aunque cabe señalar que pudo haber asistido un mayor número de productores, lo que hubiera permitido que la finalidad del evento se cumpliera a mayor escala. Pero al menos se rompió el hielo y de una manera muy positiva.

El viaje de regreso devolvió otra cara. Frank País lucía distinto, más vivo y menos distante de lo que pareció en un principio. La gente se mostraba más activa; las calles llenas de movimiento y muchas personas preguntándose cuándo se repetiría la feria. Frank País de veras parecía un nuevo mundo, muy distinto del que me habían pintado.