Foto: PMA Cuba

ÚNETE: En la cocina de Martha hay una mujer líder

PMA Cuba / 
09.12.2017

Cerrando brechas de género al interior de los hogares en zonas rurales.

Martha en la organización de eventos. Martha en la promoción de alimentación saludable. Martha facilitando talleres. Martha detrás de espacios que funcionan. Martha en el surco, en el gobierno local, en la radio. Los frijoles de su cocina saben bien; su activismo, mejor.

Una vez por semana, la radio local de Amancio, en la provincia de Las Tunas, transmite “Desde la cocina de Martha”, un programa que escucha todo el mundo en este pueblo-batey, uno de los pocos que aún se reúnen en torno al viejo central azucarero.

“En cada emisión doy una receta distinta, pero siempre saludable”, cuenta la anfitriona, Martha Urquiza. El programa lleva años saliendo, pero “a partir del proyecto, trabajo mucho más con los frijoles, que son la base de la dieta y muy nutritivos”, explica, haciendo referencia al acompañamiento del Programa Mundial de Alimentos a la cadena local de valor del frijol, con fondos de la República de Corea.

Que haya prendido de ese modo el proceso en Amancio no es casual. Es allí donde “se dio” por primera vez en el país el frijol biofortificado, de altas propiedades nutricionales, que hoy se sirve en las mesas de los círculos infantiles de Las Tunas; donde tuvo lugar una de las primeras ferias en las que proveedores de servicios, campesinos y consumidores del frijol podían intercambiar en plena plaza pública, como quien habla de pelota (béisbol); y donde las cooperativas ya diseñan planes de negocios para incorporar a las mujeres y promover su autonomía económica. Una tierra de pilotajes, donde todo sale bien.

Martha es parte de la explicación.

Mujeres y alimentación: cerrando brechas

Según refiere el Ministerio de la Agricultura (MINAG) en su Estrategia de Género (2016), más de 50.000 mujeres perdieron su vínculo formal con el sistema agrícola estatal en Cuba entre 2010 y 2013. Hoy, por cada 100 hombres empleados en zonas rurales apenas hay 30 mujeres, y ellos son más en los empleos agrícolas remunerados. Son brechas que el PMA ha contribuido a identificar en diálogo con la propia estrategia del MINAG, mediante diagnósticos participativos y talleres de sensibilización con mujeres y hombres vinculados a la producción de frijoles.

Pero persisten desafíos más sutiles, relacionados con los roles de mujeres y hombres en la alimentación saludable en los hogares, como rezagos de la cultura machista que ha prevalecido en la sociedad cubana, sobre todo en las zonas rurales.

En talleres facilitados por el PMA en Amancio, esas brechas fueron referidas por mujeres y hombres indistintamente. Mujeres como Martha asumen allí, por tradición, roles y responsabilidades en la alimentación de sus hijas e hijos, y también de adultos mayores. Sin embargo, sus potencialidades para el liderazgo en la promoción de buenos hábitos, en la educación nutricional, muchas veces quedan a la sombra -como el propio ejercicio del cuidado, sin que sea percibido, reconocido y remunerado como trabajo.

No es fácil, pero tampoco difícil

Martha ha convertido esos desafíos en oportunidades.

“He trabajado en este tema porque me interesa que, si se está mejorando la producción de frijoles, buenos frijoles, se mejore también las maneras en que los comemos, sobre todo los niños y las niñas”, dice. Además de su programa semanal de radio, ella promueve concursos infantiles y espacios educativos para promover un acercamiento más provechoso a los alimentos.

Sus recetas con frijoles son famosas en todo el pueblo, y no pocas familias, asegura, ya las incluyen en su dieta.

“Dulces, cremas, ensaladas…todo eso se puede hacer con frijoles, cuando los granos son buenos, como los que tenemos aquí”, explica. Para ella, “el proyecto con el PMA ha servido para que valoremos más ese recurso que tenemos, pero podría servir también para que las mujeres podamos contribuir mejor y ser reconocidas por esa contribución”.

“No es fácil, pero tampoco es difícil”, dice, y acomoda sus 70 años en un sillón de mimbre, para relajar el cansancio de todo el día.

Esta semana, su hora radial será sobre esta conversación.