Foto: Marianela González/PMA Cuba

Naciones Unidas recorrió sitios que recibieron su ayuda tras el huracán Irma

Marianela González /PMA Cuba / 
09.04.2018

Representantes del Sistema de las Naciones Unidas recorrieron este fin de semana municipios de la provincia Villa Clara, entre los territorios más afectados por el huracán.

A poco más de seis meses del paso del huracán Irma por el centro norte del país, la Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas (SNU), Sra. Consuelo Vidal; el Asesor de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) para América Latina y el Caribe, Sr. Darío Álvarez; y representantes de varias de las agencias, recorrieron esta semana municipios de la provincia de Villa Clara: uno de los territorios más impactados por el huracán y apoyados por el SNU de conjunto el gobierno cubano.

En el recorrido estuvieron también la Sra. Laura Melo, Representante del Programa Mundial de Alimentos (PMA); el Sr. Cristian Morales, Representante de la Organización Panamericana de Salud (OPS) y el Sr. Rafael Cuestas, Coordinador Internacional del Fondo de Población (UNFPA), acompañados por funcionarios de gobierno y personas que residen en las comunidades beneficiadas, oficiales de programa y logistas del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a cargo de la distribución de la asistencia humanitaria en el terreno.

El objetivo de la visita sería evaluar la respuesta del Sistema en apoyo a las poblaciones afectadas por el huracán categoría 5, que devastó plantaciones, viviendas y comunidades en toda la costa norte del centro del país. 

Durante dos días, el equipo recorrió bodegas y un almacén de alimentos, una escuela rural, centros de salud, puntos de distribución de materiales de construcción, una casa de cultivos y viviendas de familias beneficiadas con la colocación de nuevos techos. En esos espacios, pudieron evaluar el impacto de las donaciones de alimentos, material escolar, kits de higiene, kits de salud sexual y reproductiva, facilidades temporales a modo de cubiertas de viviendas, lonas, colchones, mallas para proteger cultivos y pastillas potabilizadoras de agua, entre otros recursos incluidos en el Plan de Acción del Sistema de las Naciones Unidas en Cuba.

Los encuentros en comunidades e instituciones permitieron a la Coordinadora Residente y representantes de las distintas agencias escuchar los testimonios de las personas que perdieron sus viviendas, techos y bienes familiares; conocer sus vivencias y aprendizajes en la gestión del riesgo; compartir impresiones sobre el proceso de recuperación y recibir sus consideraciones sobre el apoyo recibido.

Para el Asesor Regional de OCHA, “es evidente que el apoyo y los esfuerzos han tenido un destinatario final y un impacto. Es ese el insumo que necesitamos para seguir argumentando la necesidad de apoyar a Cuba tras el paso de este tipo de eventos, aun cuando sus capacidades para la protección de la vida son un ejemplo para toda la región”. 

El huracán Irma ha sido el más potente que haya impactado la provincia de Villa Clara, en el centro de la isla, la más envejecida del país y con un 41% fondo habitacional catalogado de “regular a mal” por las autoridades de gobierno. De ahí que el Plan de Acción del Sistema tuviera a este territorio entre sus prioridades, así como a otras tres provincias de la región central del país: Sancti Spíritus, Ciego de Ávila y Camagüey. 

Hasta el momento, el Plan de Acción se halla en un 37.4% de financiación y ha recibido contribuciones gubernamentales (Suiza, Canadá, Italia, Portugal, Bélgica y Rusia), de los propios fondos de las Agencias, el CERF, la Unión Europea, la Dirección de Operaciones de Ayuda Humanitaria y Protección Civil Europeas (ECHO), Sherrit y donantes individuales.