Foto: Leonel Escalona Furones

Imías, recuperación y verano

Con información de Venceremos / 
12.07.2017

El destructor huracán Matthew ocasionó cuantosos daños en Imías, . Con una extensión de 527, 48 km² tiene una población de 20,820 habitantes, para una densidad de 25 hab/km2.

En el municipio de Imias, en la provincia cubana de Guantánamo, no se detienen las transformaciones que van dejando atrás la desoladora imagen causada por los daños del destructor huracán Matthew.


El trabajo de su gente apoyado por la solidaridad de otros territorios de la provincia y el país ha propiciado la restauración del mayor número de techos de viviendas afectadas, así como la recuperación de instalaciones sociales que hoy prestan servicios a quienes disfrutan el verano.

La base de campismo de Cajobabo prácticamente destruida en su totalidad, ya recuperada presta servicios a veraniegos.

Imías fue uno de los territorios más afectados tras el paso del Huracán Mathew. El territorio quedó incomunicado por la obstrucción de las vías terrestres, así como por la telefónica, a causa de las afectaciones en la red de telecomunicaciones. Los imienses quedaron también sin energía electrica.

Según reportes de prensa, el fenómeno meteorológico daño más del 56 por ciento del fondo habitacional del municipio, de 6,756 viviendas, de ellas 496 con derrumbes totales y 512 parciales. Otras 835 perdieron totalmente los techo.

En el sector de la salud, resultaron afectados un policlínico y cinco farmacias, mientras que en el de educación fueron dañados 35 centros educacionales, el 36 por ciento de los 97 existentes en el territorio.

Se caracteriza por presentar gran predominio de área montañosa (el 93%). La zona llana está limitada por los Valles de Imías y Cajobabo, en una franja costera que impresiona por la aridez de su paisaje y la pobreza de su agricultura, además de estar atravesada por los ríos Jojo (28 Km.), Yacabo (14 Km.), Im&iacu9muZImXKh1IXaDvXHzZxkDn8c1t6bImoq5tZJBJDhWSTJIGBj69OtU5WfMSrnm0trdOBcTSqdrbVRCQNxPTpwv05ratvCE5lS7vLiKWYE+RGoIiix1OO/0oorulotDNEs0U1lchZJvPkdCp3gYI96u2EbXVnK6ME8gsMY44A5A/GiisJPRFILXQpdYi3Cfym37Rs+Xp3rZi8Px6Tbs00jXLMSfn7duvX+VFFYRb5kXPc858UaRLa6hdWMfkAA5kfaSXO7gY9BngVqaVo00Xhu9W6kjmgDiTbjHYZXHTHFFFegjmMWG0m1DVdJngdIGdTOTlid3Xjn2HFdN4JtVh8S3U0GIoxOwVF45wcsT369KKKYludf4i8LXN2/2i11A2DnLFoN3zHGeRn3rVm8K+bpllfTGGWF1DyRMgwzY2k4xznHc96KKySRqec6t8PdJmuWbyym7fNsiYqoGPuj2zXH3fh6/tLmxisbwR2sruYo3OShAG4njnNFFK75khF/xDbPZaLCsx868iZS85I+Y4PygY+7+tUdSF5bvp7mSIyzIqsoX5WAO3nv/CKKK3MzrPEWgnWPCiKpggazVZFKx8/MDhd3UAY6V56NCnaOF5Wikig2q4JOSMkcDpRRUx3ZTPcfhj4LjNjHfTSLKqJuSMqORjgMcc/Wuw1RuZZMY8plUID8rSEcE/7I9KKKwxGskmNHD+II9QitpVSSGS5EfmyySlv3ki8jp0AH61xXhSAah9tuJB5exREqqdxXcc9TyQMDAoopVm4ULxEtzj/GelTeeY0nHlht+Om7AOMj15qv4ag864skLBXA2kBQVcZPJPr70UVvH4UwOsVGa5kSR2IbzAAp2BHY7RjHUYHNdB4w3weHbVJUhkbftIxhRjuuMbaKKBIwPDOntcStM3l4UMwJBLAccZ79v1rpVt/OVreOKEhJFPzg84HAz9TRRUVehcDL8WJ5dvZKGZ5L2dwcttX5cdcDn7x/Ko7a1mOpWsIZfJjKqR6jIz29zRRV9CWdfqs223WUM28hgARwPTvXP6mFa0TzIVkQMgU7sOv0bFFFc8Ny+h1XhrS/7Vt4zG3lLErMwLZJP5VcXT1ltZIbhEkjZDnkg5+vbr1oopYn4RxOTgbUPCdwj3FwLqCclAu47kHbJ/i6jr6VuX/h211CxN6YYoJ4xudYlwr8delFFYydqit5jhqtTkL60y2+LCNwCc89B7VnX9k7wBWKjcOcHiiitobBLc5q5sWKkgquF6jrWW8ExmADr7c9KKK3iZsuLbvPJ5bbdwP3smtAWkiOiMUK5ye+R9KKKTGiLVdAt7G4mMkjyu6q65AA5Gcn3rPl8Oie3hmyq7sgAMcL9OKKKUW22Nog0nw0l3clppCdjAKFO3H44q9qXhOdryKZng3SY2rkkAenT9aKKSb57A0uU9F0u9EfhiDRbov5XmYjWIKUBbIIII5GeQeorgmimt5lT5MKzoe/T0JFFFbSWjM2MsrX/SXhLMA4K4Bzn9K9P8L3s9vY6fCSHgbMcinALDOMdKKKy+yCK3ibRWjjjSKXbHcEDA4K8+o6jiuTMDyX9zImz90NuDnkAZxRRTh8CY2OgsTFLFvKsBFvHqSw7n8KTVJpDp9vAuPKRNzLkjdgDH86KKqO4Hp/w30ZdK0lJC2+5uWBOQCrDHRsj2z+NbklpNdPPHbyiIhGdsgEfeJwO46UUVw4yKd7m8PhE1G7ZLeSW7VJWgiGWVACQRnH9Kw3kmv/ACZljigsyNyRITuIzj5jjrRRXnTS5Uy3saOnXahtQtjCrGLG0E8de/61NcWkkNsFk8t4pyJoyMhlPHX/ACaKK578rTRMW9CnEjSXS27KjLEPMwTwcDoR070y4+eBY1ldfvbjtBJBPT6cUUVsqs1KyYPczBpiRNCiqC0qlt27HI74xiukTSpbOSCSzdF8+AM/8GTnrwKKKSnJTWok+p//2Q==" alt="" />

Se caracteriza por presentar gran predominio de área montañosa (el 93%). La zona llana está limitada por los Valles de Imías y Cajobabo, en una franja costera que impresiona por la aridez de su paisaje y la pobreza de su agricultura, además de estar atravesada por los ríos Jojo (28 Km.), Yacabo (14 Km.), Imías (13 Km.), Tacre (10 Km.); También nacen en este territorio los ríos Duaba y Yumurí que sus causes corren a la vertiente norte.