Foto: Dixie Edith/Comuicación UNFPA

UNFPA contribuye a la comunicación sobre Educación Integral de la Sexualidad

Dixie Edith/Comunicación UNFPA / 
27.04.2016

Comunicar sobre educación integral de la sexualidad de manera responsable es uno de los retos del Programa Nacional de Educación y Salud Sexual en Cuba.

Comunicar sobre educación integral de la sexualidad desde una plataforma integrada y con mensajes compartidos es uno de los retos que ha identificado el Programa Nacional de Educación y Salud Sexual (PRONESS) en Cuba.
Para lograrlo, un grupo de personas de diversas instituciones y perfiles profesionales, todas comprometidas con el PRONESS, se reunieron en La Habana durante los días 21 y 22 de abril. La iniciativa permitió avanzar en la construcción de capacidades de comunicación y abogacía para que representantes de las instituciones y organizaciones creen sus propias Estrategias de Comunicación Social, coherentes con el mandato que tiene cada una en función de la Educación Integral de la Sexualidad (EIS), e integradas en el objetivo común del PRONESS.

El taller, coordinado por el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), con el apoyo de las oficinas del UNFPA en Cuba y en la región latinoamericana y caribeña, contó con el acompañamiento del Sr. Álvaro Serrano, Asesor Regional de Comunicaciones de UNFPA.

A juicio de la doctora Mariela Castro, directora del CENESEX, el PRONESS afina su gestión de comunicación para contribuir a que “surjan nuevas formas de educación capaces de desarrollar seres humanos con opciones de vida, creativas, aptas para enfrentar, transformar y realizar todo su potencial en su contexto natural y social”, precisó en la sesión inicial de trabajo del taller.
El PRONESS es una plataforma intersectorial y con participación de la sociedad civil que tiene como objetivo articular las estrategias y acciones relativas a la EIS, a los niveles nacional, provincial, municipal y comunitario con enfoque de género y de derechos. El Programa tiene el propósito de contribuir a una sexualidad sana, placentera, libre y responsable y establece objetivos concretos para el período 2014 a 2018 en Cuba.

Bajo la coordinación del CENESEX, un grupo heterogéneo de instituciones, organizaciones de la sociedad civil y redes comunitarias intentan comunicar un mensaje común. De ahí que desarrollar capacidades en comunicación social, clasifica como desafío, al ser esencial y urgente para hacer llegar de manera eficiente los mensajes clave vinculados a la educación de la sexualidad y la salud sexual y reproductiva a públicos diversos.
“Es nuestra responsabilidad diseñar, aplicar y evaluar políticas publicas que expresen el riguroso cumplimiento de los derechos humanos universales”, explicó Castro y agregó que estas deben, asimismo, “promover la conciencia crítica, la participación solidaria y la gestión de proyectos individuales y colectivos para una sexualidad placentera, saludable y responsable”.