Foto: UNFPA

Reconoce UNFPA avance en la recuperación

03.03.2017

Los kits de higiene y de salud sexual y reproductiva donados por el Fondo de Población de Naciones Unidas benefician a mujeres embarazadas y madres con niños recién nacidos 

GUANTÁNAMO.–La satisfacción por el impacto de los donativos para atender la salud sexual y reproductiva y la labor del Ministerio de Salud Pública en el monitoreo de las embarazadas y su captación temprana, fueron reconocidas de Rafael Cuestas Bocanegra, coordinador internacional de programas del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en Cuba.
"Estamos satisfechos por el impacto que han tenido nuestros donativos, pues han llegado a la población que queríamos que llegara. También por el trabajo serio y ordenado realizado por el Ministerio de Salud Pública (MÏNSAP) en el monitoreo de las embarazadas y su captación temprana. Sorprende el nivel de detalle y control que llevan de cada gestante", comentó el representante de las Naciones Unidas durante visita al terreno.


En recorrido a centros de salud de los municipios de Baracoa, Maisí e Imías para monitorear el impacto del apoyo entregado por el UNFPA a Cuba tras el paso del huracán Matthew, Cuestas Bocanegra expresó admiración por el avance experimentado por este territorio en la reparación de los daños ocasionados por el meteoro.
Al concluir el recorrido, el funcionario de Naciones Unidas dijo sentirse impresionado, sobre todo, por la recuperación de Baracoa y Maisí, municipios prácticamente devastados por el huracán, así como por la correcta y rápida distribución de los recursos donados por esa agencia del Sistema de Naciones Unidas a la provincia.
UNFPA donó kits de emergencia en Salud Sexual y Reproductiva (SSR) para la atención de necesidades de anticoncepción, partos con asistencia médica, gestión del aborto y sus complicaciones y atención ginecobstétrica en los municipios más afectados, y kits de dignidad, dirigidos a las necesidades de las mujeres embarazadas y madres con niños recién nacidos y sus familias para que las mujeres puedan tener un parto con la mayor dignidad y que mantengan una higiene adecuada antes y después del parto, que fueron entregados por el MINSAP a las gestantes y sus familias.

Entre los objetivos de UNFPA en la emergencia está capacitar a médicos y proveedores de servicios de salud reproductiva y del Programa Materno-Infantil en el uso de los insumos. Los primeros dos talleres se realizaron el 24 y el 25 de noviembre en Holguín y Guantánamo que asistieron 47 directivos médicos. Otro taller está previsto para el mes de marzo.


El Fondo de Población de Naciones Unidas es la principal institución internacional en programas de salud reproductiva, planificación familiar y lucha contra las enfermedades de transmisión sexual. Trabaja en más de 140 países en políticas de apoyo a la mujer y la juventud. En Cuba coopera con el sector de la saludad desde principios de los años 70 del pasado siglo.
“Trabajamos con el MINSAP, acompañándole, pero también aprendemos de él y sus lecciones de alguna manera las pasamos para el resto del mundo, expresó Cuestas Bocanegra, quien fue acompañado en su visita por Beatriz Crespín Oviedo, funcionaria del Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, y la doctora Dixie Edith Trinquete Díaz, oficial de comunicaciones de la oficina de UNFPA en Cuba.
Para apoyar en la respuesta a las necesidades básicas de las personas damnificadas, el Sistema de Naciones Unidas en Cuba (SNU) elaboró un Plan de Acción, en estrecho diálogo con las autoridades nacionales, en el que intervienen 10 de sus agencias y recoge las prioridades en la respuesta inmediata y la recuperación temprana en cinco sectores: vivienda y recuperación temprana; seguridad alimentaria; agua, saneamiento e higiene; salud y educación.
El Plan de Acción espera apoyar a 661,606 personas en 10 municipios en las provincias de Guantánamo y Holguín, por un monto de $26,5 millones por un período de 18 meses.

 

(Con información de Granma  y UNFPA)