Foto: Mario Muñoz/Naciones Unidas en Cuba

FMC recibe Premio ÚNETE al Compromiso

Dalia Acosta/Naciones Unidas en Cuba / 
26.08.2015

El Sistema de Naciones Unidas en Cuba entregó el reconocimiento en el Día Naranja.

La Habana.- El Sistema de las Naciones Unidas (SNU) en Cuba entregó a la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) el Premio ÚNETE al compromiso con la igualdad y la No violencia de género por los 55 años de trabajo sistemático por la igualdad, el empoderamiento de las mujeres, a favor de la no violencia y la no discriminación por motivos de género.

Este Premio “destaca el legado de la fundadora y presidenta histórica de la Federación de Mujeres Cubanas, Vilma Espín Guillois, a favor de la igualdad de género y la eliminación de la violencia contra las mujeres”, afirma el documento leído por la Coordinadora Residente del SNU en Cuba al hacer entrega del reconocimiento a la Secretaria General de la FMC Teresa Amarelle Bué.
“Participante activa en los foros internacionales a favor de los derechos de las mujeres y una aliada estratégica de la Campaña ÚNETE del Secretario General en Cuba, la FMC ha tenido la capacidad de promover los derechos de las mujeres durante 55 años sin olvidar el necesario trabajo con los hombres y la sociedad en su conjunto”, añade el texto.
Por su parte, la Segunda Secretaria de la organización femenina, Arelys Santana, resaltó como el Premio ÚNETE es un reconocimiento a todas las federadas, a las personas, instituciones y organizaciones nacionales que han acompañado el recorrido de la organización durante más de cinco décadas. Destacó cómo en ese camino también han estado las agencias de Naciones Unidas.
En esta ocasión, el Certificado del Premio estuvo acompañado de una obra en forma de mandala de la Cooperativa No Agropecuaria “Vitria”, iniciativa de las jóvenes vidrieras Adriana de la Nuez e Irena Martínez-, graduadas de la Escuela de Oficio “Gaspar Melchor de Jovellanos” y estudiantes del Colegio Universitario de San Gerónimo.

Al espacio acudieron también Laura Melo, representante del Programa Mundial de Alimentos (PMA) y Anna Lucia D’Emilio, representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Varias integrantes del Secretariado Nacional de la FMC compartieron con activistas vestidos de naranja, especialistas, comunicadores y personal de las agencias de la ONU en Cuba en ocasión de la celebración este 25 de agosto del Día Naranja, iniciativa de la Red Mundial de Jóvenes de la Campaña ÚNETE que ha sido acogida en Cuba desde su lanzamiento a mediados de 2012.
La acción conjunta de la Editorial de la Mujer y el SNU, con el apoyo del Centro Cultural Alma Mater, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) y OXFAM, fue antecedida por la distribución de materiales de sensibilización de la Campaña ÚNETE en las áreas aledañas al encuentro como iniciativa de las redes sociales del Centro Nacional de Educación Sexual.

Buenas prácticas contra la violencia simbólica

Con el título “Cubanas: de la periferia al centro”, el encuentro inició con la presentación de los libros “Letra con género: propuesta para el tratamiento de la violencia de género en los medios de comunicación”, de la periodista Isabel Moya, y “En busca de un espacio: Historia de mujeres en Cuba”, del historiador e integrante de la Red de Artistas ÚNETE Julio César González Pagés.
Las obras fueron presentadas por Dixie Edith, moderadora del panel y comunicadora del UNFPA en Cuba, como dos buenas prácticas para contrarrestar la violencia simbólica que se ejerce contra las mujeres no solo en los productos culturales violentos y sexistas sino también cuando se invisibilizan o silencian en la historia o en los medios de comunicación.
Al hablar del libro de González Pagés, que fue puesto a disposición del público en formato digital, Moya lo consideró “imprescindible no solo para la historia de las mujeres sino para la Historia de Cuba pues sacó a la luz a mujeres prácticamente desconocidas, que son la semilla del movimiento femenino y del desarrollo del feminismo cubano”.
“Con el paso del tiempo, además, sigue demostrando su pertinencia porque, lamentablemente, se ha continuado haciendo muy poco en ese sentido. Las cubanas han sido imprescindibles en la constitución de la nación, porque han aportado desde el pensamiento, desde la defensa de sus derechos y han construido ciudadanía”, apuntó Moya.
Por su parte, González Pagés calificó a “Letra con género” de un manual que hacía falta para que los comunicadores trabajaran de forma cómoda. “Es un libro esencialmente cubano, con la experiencia de Cuba y aplicado al contexto social de nosotras y nosotros”, destacó el asesor de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades (RIAM).
El también Oficial de Programas de COSUDE destacó la presencia de integrantes de la Red de Mujeres Lesbianas y Bisexuales del CENESEX, de la Red de Mujeres Afrodescendientes, de la RIAM, de Yamila González de la Unión Nacional de Juristas y de la directora de cine Marilyn Solaya, entre otras personas asistentes, como muestra práctica de lo que es el trabajo en redes y entre redes.

Más información:

Texto del Premio ÚNETE al compromiso con la igualdad y la no violencia de género